Santander, 14 ene (EFE).- Los autobuses y camiones pueden circular ya por el puerto de Pozazal, en la autovía A-67, en el tramo entre Mataporquera y Pesquera en Cantabria, que permanecía cerrado en ambos sentidos hasta ahora para estos vehículos por la nieve, aunque se recomienda circular con precaución.

Mientras, la situación en el resto de carreteras autonómicas de Cantabria se mantiene igual, con cuatro puertos cerrados y diez tramos de vía con cadenas, según informan la Dirección General de Tráfico y el Gobierno regional en sus páginas web.

En Cantabria están cerrados al tráfico por la nieve los puertos de Lunada (CA-643), La Sía (CA-665), Palombera (CA-280) y el acceso al Mirador de El Chivo (CA-916), mientras que no se puede circular por Estacas de Trueba debido a unas obras.

Es obligatorio, además, el uso de cadenas en el Alto del Bardal (CA-284), el Alto del Caracol (CA-264), Piedrasluengas (CA-281), La Matanela (CA-633).

Las cadenas también son necesarias en los tramos entre Hormiguera y Reocín de los Molinos (CA-744), de Pozazal a Polientes (CA-272), entre Reinosa y Brañavieja (CA-183) y Reinosa y Corconte (CA-171), de Matamorosa a Arija (CA-730) y de Los Carabeos a Montesclaros (CA-741), según detalla la página web del Gobierno de Cantabria.