Arnuero, 14 ene (EFE).- El Gobierno de Cantabria ha destinado casi 60.000 euros a renovar el asfaltado de la carretera de acceso a la Torre de Venero, en Castillo (Arnuero), una fortificación medieval declarada Bien de Interés Cultural en 1992.

El consejero de Obras Públicas y Vivienda, José María Mazón, ha destacado el "compromiso cumplido con Arnuero" en la inauguración de esta actuación demanda "desde hace décadas" por los vecinos, según ha destacado hoy el Gobierno de Cantabria en un comunicado.

Las obras han consistido en el asfaltado de del vial, de más de 1.500 metros, unos trabajos en los que el Ejecutivo regional ha invertido 58.327 euros.

Mazón ha recalcado que el objetivo del Gobierno de Cantabria es hacer más accesibles zonas de especial interés turístico, como es el caso de esta carretera.

Por su parte, el alcalde de Arnuero, José Manuel Igual, ha destacado su "satisfacción" por los trabajos realizados y ha agradecido al consejero la mejora de un vial que "tenía muchos baches y estaba muy deteriorada, mientras que ahora es una carretera muy digna".

Las obras, llevadas a cabo por la empresa Cannor, Obras y Servicios de Cantabria SL, han consistido en la renovación de la capa de rodadura del vial que se encontraba en un avanzado estado de deterioro.

Y es que, entre otros factores, la vía es utilizada por residentes de la zona como atajo para circular por la carretera CA-440, dirección Escalante, con la glorieta en la que se unen la CA-452 y la CA-147.

De forma previa a las labores de asfaltado, los operarios han procedido a limpiar los bordes y las cunetas de la calzada, así como los pasos salvacunetas de entrada a las fincas colindantes.

Finalmente, se ha procedido al pintado de una señal vertical en la intersección con la CA-440.