Santander, 14 ene (EFE).- Los servicios de emergencias han rescatado hoy a diez personas que viajaban en un autobús, que ha quedado apoyado en uno de los guardarraíles de la carretera N-611, a la altura de Bárcena de Pie de Concha, con riesgo de caer al río, después de que el vehículo patinara por la nieve.

El Centro de Atención de Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria ha recibido el aviso a las 10.30 horas y ha movilizado a un operativo formado por agentes de la Guardia Civil, bomberos de los parques de Reinosa y Los Corrales de Buelna, junto a miembros del servicio de mantenimiento de carreteras.

En el autobús viajaban ocho pasajeros y los dos conductores, que han sido trasladados por la Guardia Civil hasta su destino, en Reinosa, mientras que los bomberos han procedido a estabilizar el vehículo en la carretera.

Según ha informado el 112 en un comunicado, la nieve también ha hecho que, sobre las 11.00 horas, se haya tenido que rescatar varios vehículos que habían quedado atrapados en la autovía A-67, al no llevar cadenas, a la altura de Pesquera y Santiurde de Reinosa. Esta vía ya está abierta, aunque se recomienda precaución.

Las lluvias que han caído en Cantabria han provocado, además, un argayo en la CA-655, entre Arredondo y Bustablado, que corta uno de los carriles de la vía.

Asimismo, en la CA-136, que une las localidades de Reocín y Santillana del Mar se ha producido una salida de vía de un vehículo, cuyo ocupante tuvo que ser rescatado por bomberos del parque de Torrelavega.

En Viérnoles, por su parte, la Policía Local ha inspeccionado el desbordamiento de un pequeño riachuelo, sin más incidencias relacionadas.

Los bomberos del parque autonómico de Valdáliga también han intervenido por la caída de un árbol en la subida al palacio de Sobrellano en Comillas.

En total, el Centro Atención de Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria ha recibido por la mañana 25 llamadas relacionadas con la lluvia y la nieve y ha coordinado 14 incidencias por estos fenómenos adversos.

El Servicio de Emergencias del 112 de Cantabria ha recordado que Cantabria continúa hoy en alerta por nieve y ha aconsejado extremar las precauciones, con la recomendación de evitar la utilización del coche si no es imprescindible.

Se recomienda, además, solicitar información del estado de las carreteras y la situación meteorológica, y en caso de usar el vehículo, revisar neumáticos, anticongelante y frenos, y llevar cadenas, móvil cargado, el depósito lleno y ropa de abrigo.

Se insta también a prestar especial atención a las placas de hielo que se puedan formar en la calzada, especialmente al amanecer y al anochecer.

En el caso de quedarse atrapado en el coche, se aconseja permanecer dentro del vehículo con la calefacción puesta y renovando el aire cada cierto tiempo.

Es muy importante evitar quedarse dormido y comprobar que la salida del tubo de escape está libre, para evitar que el humo penetre en el habitáculo.

Se recomienda no salir a la montaña. En el caso de que el temporal pueda sorprenderle ya en zonas altas, se insta a mantenerse continuamente informado de la situación meteorológica y de los riesgos de aludes, informarse de los refugios cercanos y llevar el móvil cargado o sistemas de comunicación alternativos.

Ante cualquier situación complicada se debe llamar al 112 lo antes posible, indicando su localización para proceder a evaluar la situación e iniciar el procedimiento de rescate o ayuda en el caso de que sea necesario.