Torrelavega, 14 ene (EFE).- El Ayuntamiento de Torrelavega ha sacado a licitación la gestión de la Oficina Municipal de Interculturalidad (OMI) con un coste estimado total de 352.000 euros, que incluye los dos años previstos de contrato y la posible de otros dos establecida en las bases de la convocatoria.

Este contrato se tramita mediante concurso público y tramitación ordinaria para sustituir al anterior que vence en las próximas semanas, y sale a licitación con un presupuesto base de 88.000 euros más IVA por cada ejercicio, informaron fuentes municipales.

Las empresas interesadas disponen hasta el 27 de enero para presentar sus correspondientes ofertas técnicas y económicas para hacerse con la gestión de este servicio dependiente del Ayuntamiento de Torrelavega.

El contrato exige que este servicio permanezca abierto a los usuarios un mínimo de 25 horas a la semana, alternando mañanas y tardes y con la presencia de todo el personal adscrito para garantizar la atención del público.

El adjudicatario deberá adscribir a jornada completa a la Oficina un diplomado en Trabajo Social y un diplomado en Educación Social, ambos con una experiencia acreditada de un mínimo de dos años; además de un licenciado en Derecho, abogado en ejercicio con una experiencia de un año en materia de extranjería, que deberá trabajar ocho horas semanales.

La plantilla se completa con un auxiliar educador y un profesor de inmersión lingüística, con formación y experiencia acreditada en materia de inmigración, que trabajarán un mínimo de 10 horas semanales cada uno.

Para la adjudicación, se valorará con un máximo de 55 puntos, utilizando la mejor oferta económica de las presentadas, mientras que los 45 restantes se repartirán entre aspectos como la idoneidad del proyecto y el programa de actividades, el perfil de los profesionales, la participación del voluntariado o las mejoras.

La Oficina Municipal de Interculturalidad fue creada en 2007 y durante sus primeros años tuvo su primera sede en unos locales en el barrio de La Inmobiliaria y una posterior en la calle Martínez y Ramón, en el centro de Torrelavega, hasta que en 2012 se decidió centralizar el servicio en un único local en la calle Pintor Salces.