Arredondo, 15 feb (EFE).- El consejero de Medio Rural, Pesca y Alimentación, Jesús Oria, y el alcalde de Arredondo, Leoncio Carrascal, han acordado acometer obras "muy importantes" en caminos rurales y pistas del municipio para permitir el acceso a viviendas y ganaderías.

Así lo han sellado Oria y Carrascal durante la reunión mantenida este miércoles en el Parque Científico y Tecnológico de Cantabria, donde han realizado un repaso de las necesidades más urgentes del municipio.

El alcalde ha asegurado, según recoge el Gobierno cántabro en un comunicado, que después de cuatro años "sin ver una obra" en el municipio con el anterior Ejecutivo del PP, la "necesidad y urgencia" de los trabajos es "general".

En este sentido, Carrascal ha establecido un orden de "prioridades", cuya base es la conclusión de la tercera fase del plan de la pista de Branigo, así como los de La Maza, seguido de las obras para abrir la pista que va al cementerio de Bustablado y unir la carretera que sube a Los Machucos.

En opinión del alcalde, esta vía es "muy importante" para dar servicio a unas fincas que conducen tanto a propiedades ganaderas como a casas particulares.

Además del vial que llega hasta Pozo Manzano, ya en Arredondo, cuya reparación "tampoco puede esperar", considera el regidor.

Al margen de las necesidades en infraestructuras viarias, el consejero se ha comprometido en hacer una manga ganadera, así como, "si es posible", un abrevadero junto al monumento a la Vaca Pasiega.

En el encuentro han estado también presentes el director general de Desarrollo Rural, Miguel Ángel Cuevas, y los concejales de Ganadería, Obras Públicas y Urbanismo, Ángel Maza, Luis Santander y Agustín Martínez, respectivamente.