Santander, 15 feb (EFE).- El consejero de Obras Públicas y Vivienda, José María Mazón, ha analizado con una delegación de la Red Cántabra contra la Pobreza y la Exclusión Social las ayudas de vivienda para personas desfavorecidas.

Según informa el Ejecutivo en una nota de prensa, la representación de la Red Cántabra contra la Pobreza y Exclusión Social (EAPN) que se ha reunido con Mazón estaba integrada por Carmen Martín, de la Asociación Ciudadana Cántabra AntiSida-ACCAS; Loreto Novoa, de Cáritas Diocesana de Santander, y Leonid Pozdnyakov, de EAPN Cantabria.

En el encuentro se ha analizado la forma en la que se deben orientar las distintas acciones de la lucha contra la pobreza dentro de las materias relacionadas con la vivienda.

La Red Cántabra contra la Pobreza y la Exclusión Social ha planteado algunas propuestas para la elaboración del nuevo Plan de Vivienda.

Su finalidad es favorecer, en alguna medida, a los que disponen de menos recursos, y también facilitar las posibilidades de lograr financiación europea para el desarrollo de estas políticas que incluiría un programa para la erradicación del chabolismo en Cantabria.

Además, la Red Cántabra contra la Pobreza ha entregado al consejero diversa documentación sobre los trabajos que, a nivel nacional, desarrolla esta organización en relación con la emergencia habitacional, el alquiler accesible, la necesidad de contar con un parque público y social de vivienda, la situación de las personas en situación de vulnerabilidad social, el derecho a la vivienda, la pobreza energética y las familias sin hogar.

Mazón ha recibido, además, las conclusiones del seminario celebrado en Barcelona el pasado año 2015, con la participación de las redes territoriales y estatales incluidas en la Red Contra la Pobreza y la Exclusión Social España, dentro de la que está integrada la entidad en Cantabria, y en las que se concretaron medidas y propuestas legislativas, políticas y sociales.