Santander, 16 feb (EFE).- El CERMI ha planteado al presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, que la colaboración entre esta organización y el Gobierno se plasme en un convenio marco, durante un encuentro en el que han analizado el grado de cumplimiento del acuerdo que el PRC y la entidad firmaron antes de las elecciones.

Ese acuerdo, que fue suscrito en mayo de 2015, incluía trece compromisos para atender las necesidades de las personas con discapacidad y según la presidenta del CERMI, Mar Arruti, se está trabajando en la mayoría de ellos.

Tras la reunión, Arruti ha destacado, entre los compromisos ya cumplidos, la puesta en marcha de la Comisión No Permanente de Discapacidad en el Parlamento regional.

Según la presidenta del CERMI, sus prioridades en este momento son que se lleve al Parlamento la ley de garantía de los derechos de las personas con discapacidad, recogida también en el acuerdo.

La entidad, que agrupa a las organizaciones que trabajan en el ámbito de la discapacidad, está esperando el borrador de la norma para hacer sus aportaciones.

El CERMI y el Gobierno estuvieron trabajando durante 2016 en esta nueva ley, que está en el plan normativo para este año que se aprobó en enero, dentro de las previsiones de la Consejería de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social que dirige Eva Díaz Tezanos.

Otra de las prioridades en las que ya se está trabajando es la normativa de acreditación, ha señalado Arruti, quien ha explicado que el CERMI está colaborando con las distintas consejerías en todos los ámbitos que afectan a las personas discapacidad, como la educación y el empleo.

Además de mantener el convenio del CERMI y Servicios Sociales, los presupuestos de 2017 recogen una partida de 37.000 euros para poner en marcha medidas que se concretarán más adelante.

Mar Arruti ha agradecido al Ejecutivo que considere al CERMI su interlocutor en el ámbito de la discapacidad.