Santander, 16 feb (EFE).- El grupo de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Santander ha pedido al equipo de Gobierno que lleve a cabo una campaña de prevención que evite una posible plaga de la oruga procesionaria ante los casos que se han dado en la ciudad.

Los concejales David González y Cora Vielva aseguran que en Santander "recientemente se han incrementado de forma considerable los casos de perros afectados" por la oruga procesionaria del pino, con el consiguiente "riesgo que conlleva su proliferación para la salud de los niños".

Ciudadanos añade que las temperaturas altas y la falta de lluvia están provocando la "resurrección" de estas orugas "tanto en los montes como en las áreas urbanas".

En opinión de Cora Vielva el proceso respiratorio de las personas puede verse afectado ya que "el contacto de los pelos urticantes con las personas suele desencadenar reacciones cutáneas locales más o menos llamativas, aunque también pueden dar problemas oculares y bronquiales por su aspiración".