Santander, 16 feb (EFE).- El alumbrado público de Santander será completamente blanco en octubre, cuando está previsto que concluya la sustitución de las 23.000 luminarias de la ciudad por luz led, un proceso que comenzará en marzo y permitirá reducir en un 80 por ciento el consumo de electricidad.

El concejal de Medio Ambiente de Santander, José Ignacio Quirós, ha presentado hoy en rueda de prensa el proyecto de renovación del alumbrado de la ciudad, que ejecutará la empresa Elecnor, adjudicataria del contratado de gestión integral de este servicio por un periodo de 15 años.

La adjudicataria, que recibirá un millón de euros anuales, invertirá este año 11 millones de euros, para renovar los 309 centros de control y las luces de toda la ciudad, que se podrán regular de manera individual y remota, incluso a través de un teléfono móvil, para reducir o aumentar la intensidad.

Las luminarias servirán, además, de puntos para instalar conexiones wifi y cámaras de vídeo.

El proceso de renovación empezará en marzo en Monte, Cueto y San Román; en abril-mayo en El Alisal, Peña Castillo y Nueva Montaña; en mayo en la zona centro, la S-20, Camilo Alonso Vega, Generál Dávila y la Avenida de los Castros; en junio y julio en el Paseo de Pereda, Menéndez Pelayo y el Ayuntamiento; en agosto en San Fernando y Castilla-Hermida; en septiembre la Calle Alta y el Barrio Pesquero, y en septiembre-octubre en El Sardinero.

El Ayuntamiento paga ahora una factura anual de 2,8 millones anuales por un consumo de 21,4 millones de kilovatios a la hora en la ciudad, donde solo el 10 por ciento de las luminarias son led.

La instalación de las nuevas luces reducirá en un 70 por ciento la potencia instalada y en un 80 la factura, hasta los 560.000 euros al año.

Las emisiones de C02 a la atmósfera se reducirán en 11.000 toneladas al año.

El contrato incluye, además, iluminaciones ornamentales, en la Fachada del Ayuntamiento, la Plaza Porticada, la Catedral y el Museo de Arte Moderno y Contemporáneo y la Biblioteca.

El concejal de Medio Ambiente, quien ha presentado el proyecto acompañado por el gerente de Elecnor en Cantabria, Francisco de la Riva, ha hecho hincapié en que la iluminación led permitirá conseguir un consumo más racional, barato, eficiente y sostenible.

Ha hecho hincapié en que el contrato permitirá reducir la contaminación lumínica y una mayor eficiencia energética, más confort e innovación y más seguridad peatonal y vial, con una mejor identificación de caras y colores, la supresión de las zonas de sombra o puntos negros y la reducción de los deslumbramientos.

El Ayuntamiento de Santander y la empresa adjudicataria pondrán en marcha una campaña para informar a los vecinos sobre la importancia de la eficiencia energética y de este proyecto, del que quiere hacerles partícipes.

Se distribuirán de manera masiva folletos y cartelería y se habilitará una página web para que ciudadanos realicen sus sugerencias.

El objetivo de esta campaña es concienciar a los ciudadanos sobre las ventajas del ahorro y la eficiencia energética y también vencer "resistencias", porque, como ha explicado Quirós, hay zonas de la ciudad que ahora están sobreiluminadas, por lo que los vecinos pueden tener la percepción de que con las nuevas luces se ha reducido la intensidad de la iluminación.