Santander, 16 feb (EFE).- El concejal no adscrito del Ayuntamiento de Santander, Antonio Mantecón, defenderá una moción en el pleno de febrero en la que pide una ordenanza que regule la prostitución en Santander y la "efectiva persecución" de la trata de seres humanos que conlleva.

Este concejal propone al Ayuntamiento de Santander que elabore y apruebe esta ordenanza en el plazo de un año, con el consenso y la participación de toda la corporación, de los trabajadores sociales y de las asociaciones de defensa de los derechos de las mujeres.

Además, pide que Santander se adhiere a la red de ciudades libres de trata de mujeres y niños destinados a la prostitución.

En la moción, demanda un compromiso para diseñar una campaña periódica para sensibilizar a los ciudadanos de la realidad de la trata que hay detrás de la prostitución centrada en el "cliente" potencial, para animarle a denunciar cualquier indicio de delito como prostitución de menores o la posible situación de explotación de las mujeres que se dedican a dicha actividad.

Mantecón quiere que esta campaña se realice en coordinación con las asociaciones y las organizaciones no gubernamentales dedicadas a la erradicación de la trata en el municipio, incidiendo especialmente en la concienciación en los sectores más jóvenes de la población, en cumplimiento del Plan Integral de Lucha Contra la Trata de Mujeres y Niñas con fines de Explotación Sexual.

Además, propone instar a los gobiernos central y regional a que realmente se aplique la ley, persiguiendo la trata de mujeres y personas, y a los proxenetas que, asegura, "están campando por sus fueros en los clubes, pisos y burdeles de carretera que todo el mundo conoce".

Este concejal plantea que el Ayuntamiento no dirija en ningún caso su acción contra las mujeres prostituidas, ni las penalice o sancione, sino que en colaboración con la administración central y autonómica provea fondos a los servicios sociales para ayudar a las mujeres que quieran dejar de prostituirse.

Apuesta, además, por la prevención y por embargar los bienes de la "industria del sexo" para proporcionar alternativas reales y recursos económicos para estas mujeres.

Mantecón propone también que se prohíban los anuncios en los medios de comunicación de servicios sexuales.

El concejal asegura que en Santander hay trata de mujeres y menores con fines de explotación sexual, de acuerdo con los datos de la Red Cántabra contra el Tráfico de Personas y la Explotación Sexual, que en 2016 detectó a 16 mujeres víctimas de trata, una de ellas menor.