Madrid, 16 feb (EFE).- El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, se ha ofrecido hoy a mediar entre la patronal y los sindicatos de estibadores si se lo piden y ha insistido en que ve margen para incorporar en la negociación colectiva peticiones de los trabajadores que no se pueden incluir en un real decreto ley.

Los estibadores desconvocaron el miércoles los paros fijados para la próxima semana después de que el Gobierno retrasara una semana la aprobación del real decreto ley de reforma de la estiba, que desató el conflicto en el sector, si trabajadores y empresarios se sentaban a negociar el convenio.

Aspectos como la subrogación de un empleado (garantizar los actuales puestos de trabajo) no se pueden poner en un real decreto, ha insistido en declaraciones a la SER De la Serna, quien ha recordado que la sentencia de la Unión Europea que ha obligado a la reforma del sector impide mantener que las empresas sólo puedan contratar a los estibadores incluidos en determinados registros.

Por otra parte, ha pedido "responsabilidad" a los grupos de la oposición para que, llegado el caso, convaliden el real decreto en el Parlamento, pues de no hacerlo, España deberá pagar 134.000 euros al día hasta que se adapte la regulación del sector a la normativa europea, lo que sería una "sangría" para las Arcas Públicas.

"Agradezco a las partes que se sienten, actuaremos de mediadores para que se pueda alcanzar un acuerdo si nos lo piden", ha afirmado el ministro, quien ha subrayado que no ve nada en el real decreto ley que impida mantener las condiciones salariales de los estibadores.