Santander, 17 feb (EFE).- El premio de investigación Juan María Parés, que concede el Consejo Social de la Universidad de Cantabria (UC), ha recaído en Francisco Santos Leal, que se convierte en el primer matemático en obtener este galardón, que logra por haber realizado la refutación de la conjetura de Hirsch.

También han sido premiadas las tesis de Javier Riancho, sobre el efecto del bexaroteno en ratones transgénicos con ELA; Gabriel Zarca, por un trabajo en tecnologías innovadoras de separación basadas en líquidos iónicos para la recuperación de monóxido de carbono de corrientes de gases industriales; y Vanesa Jordá, por una tesis sobre las distribuciones de renta y curva de Lorenz.

Los premios a tesis han recaído, además, en el trabajo de Benita Herreros sobre el chaco en el siglo XVIII, y en el de Joaquín Bedia por su investigación acerca de la evaluación del riesgo de incendios.

El presidente del Consejo Social de la UC, José Luis Zárate, ha explicado que se eligieron cinco de los 30 trabajadores presentados, y que muchos tenían "una altísima calidad, que da idea de que el futuro de la universidad en el área de la investigación es muy halagüeño".

Los premios están dotados con 7.000 euros, en el caso del obtenido por Santos Leal, y con 1.500 para las mejores tesis, y todos se entregarán en un acto que se celebrará el próximo 13 de marzo en la Facultad de Ciencias Económicas.

Santos Leal nació en Valladolid en 1968, es licenciado en Matemática y en Física por la Universidad de Cantabria y ha estudiado en Grenoble (Francia), en Oxford y en Cornell (Reino Unido), en París, en Berlín y en Berkeley (Estados Unidos).

Desde joven ha obtenido varios premios en su campo de investigación y, según la UC, es "uno de los investigadores líderes a nivel mundial en las áreas de combinatoria y geometría discreta", además de ser miembros de varias entidades en la materia.

La Universidad de Cantabria explica que este premio ha recaído en Santos Leal por su refutación en 2010 de la llamada conjetura de Hirsch, problema matemático planteado en 1957 y con implicaciones profundas en el análisis de la complejidad del método del símplex para programación lineal.