Torrelavega, 17 feb (EFE).- Los tribunales de Justicia han resuelto ya las más de medio centenar de demandas individuales por despido improcedente presentadas por trabajadores de la empresa Sniace en el conflicto laboral iniciado en 2013, ya sea por sentencias firmes, conciliación o desistimiento.

En un comunicado remitido hoy por la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la compañía detalla que este resolución afecta a 58 trabajadores cuyas reclamaciones fueron auspiciadas en su mayor parte por USO, que decidió no seguir la misma línea que el resto de sindicatos del comité (UGT, SUC y CCCOO).

Las demandas se reflejaron en diversos documentos anteriores enviados a la CNMV por el posible riesgo que representaban para la puesta en marcha de la factoría de Torrelavega.

El secretario del Consejo de Administración de Sniace, Alfonso Barón Bastarreche, detalla a la CNMV que todos los despidos han sido calificados judicialmente como procedentes y el pago de las indemnizaciones se hará conforme al acuerdo colectivo aprobado por el Tribunal Supremo.

Anuncia que el proceso se llevará a cabo conforme a las previsiones y plazos estipulados en el convenio de acreedores aprobado concursalmente, por lo que no afectará a los resultados económicos de la compañía.

Estas últimas demandas fueron presentadas a raíz del despido de toda la plantilla presentado por Sniace en septiembre de 2013.

La mayor parte de los trabajadores optó por seguir las tesis de UGT, CCOO y SUC, solicitando cobrar sus indemnizaciones mediante la deuda privilegiada establecida en el convenio de acreedores, mientras que USO aconsejó a sus afiliados el camino del crédito participativo, lo que supone aceptar una quita del 50 % de la deuda.