Torrelavega, 20 mar (EFE).- El grupo Actus Reus ha convertido el túnel de entrada a la plaza Chanete, en La Inmobiliaria, en una cueva rupestre con pinturas en el techo inspiradas en las Cuevas de Altamira y en los laterales similares a las de Cueva del Castillo (Puente Viesgo) y Hornos de la Peña (San Felices de Buelna).

Las pinturas están realizada a modo de 'grafiti' por parte de varios integrantes de este colectivo artístico, están financiadas por el Ayuntamiento de Torrelavega y responden a la idea de dar una nueva imagen a la entrada a esta plaza como promover su mayor uso, tal y como demandaba la asociación de vecinos de La Inmobiliaria.

En una visita a esta plaza, el alcalde de Torrelavega, José Manuel Cruz Viadero, y el concejal de Obras, Javier López Marcano, han destacado que la actuación lleva como título "Sonando el alma de la cueva", a su juicio "un magnífico trabajo" que se espera sirva sirva para modernizar la zona.

Para el regidor, se trata de una inversión más que "demuestra el interés que tiene el Ayuntamiento por mejorar La Inmobiliaria", y que se suma a otras realizadas recientemente como la inauguración de la ludoteca municipal y la Escuela Permanente de Adultos, o las remodelaciones en distintas de calles.

Por su parte, López Estrada ha señalado que la inauguración de esta muestra de arte urbano llevada a cabo por Actus Reus "representa perfectamente lo que es el arte rupestre en Cantabria", por lo que a su juicio esta actuación "tiene un doble valor".

Así, sirve para dinamizar esta plaza de la ciudad y también "para difundir el maravilloso patrimonio rupestre que hay en Cantabria".

Por último, López Estrada ha agradecido la presencia en la inauguración de los vecinos de La Inmobiliaria, representados en su presidente, Gonzalo Llamosas, la presencia de entidades importantes dentro del arte paleolítico cántabro, como el coordinador de cuevas de la Consejería de Turismo, Daniel Garrido.