Santander, 20 mar (EFE).- La Consejería de Industria, Innovación, Comercio y Turismo simplificará los requisitos para su programa Innova este año, con el objetivo de facilitar el acceso a estas ayudas a las pequeñas y medianas empresas de Cantabria, con lo que confía en superar el récord de solicitudes de 2016.

Su titular, Francisco Martín, ha hecho balance de los resultados de este programa el año pasado y ha avanzado las previsiones para 2017, con tres nuevos productos, ante un grupo de empresarios de la región.

En un encuentro previo con los medios de comunicación, Martín ha destacado el "récord" de solicitudes en 2016, con más de 80, de las que 64 recibieron apoyo económico, hasta completar la partida de 3 millones de euros.

Para este año, ha resaltado que se abre un "horizonte esperanzador" al haber eliminar el límite mínimo de 50.000 euros para las propuestas, lo que ha hecho, según ha indicado, que las empresas más pequeñas no hayan podido acceder a estas ayudas, que alcanzan el 27 por ciento de cada proyecto.

"Lo que intentaremos en 2017 es que las empresas más pequeñas puedan acceder también a estas ayudas", ha argumentado Martín, quien esta convencido de que esto hará que se presenten este año más solicitudes "sin duda ninguna". "Esto va a acercar los proyectos de innovación a la pequeña y mediana empresa", ha apostillado.

También ha detallado que se van a sacar tres nuevas líneas de ayudas: Industria 4.0, que saldrá con una convocatoria al margen; Innova Plus, para productos "muy próximos al mercado"; y Cheques Tecnológicos, que son "cheques al portador" para que las microempresas tengan una primera aproximación a la innovación.

"En definitiva, incrementamos el presupuesto este año un 34 por ciento en lo que tiene que ver en la I+D+i para las empresas de Cantabria", ha resumido Francisco Martín, quien ha recordado que su departamento destinará este año aproximadamente 7 millones de euros a innovación.