Maliaño, 20 mar (EFE).- La alcaldesa de Camargo, Esther Bolado, se ha reunido con representantes de los vecinos que viven en el entorno de la empresa Hera Tratesa, dedicada al reciclaje de residuos industriales no peligrosos, para informarles de las gestiones y acciones realizadas con esta compañía.

Bolado ha señalado hoy en nota de prensa que durante este encuentro les informó sobre las medidas correctoras que la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria ha obligado a adoptar a la empresa en aspectos como el aumento de su capacidad de aspiración.

La primera edil ha afirmado que comparte con los vecinos la preocupación por la presencia de una empresa en las inmediaciones del casco urbano que, en los últimos años, ha registrado "varios problemas" y que ha provocado "numerosas" quejas por la existencia de "olores a productos químicos" en la zona.

Al respecto, ha asegurado que el ayuntamiento va a hacer "todo lo que está en su mano" para que la empresa garantice de manera "absoluta" que no se produzca "ningún escape".

También ha resaltado que el consistorio ha requerido a la empresa para que actualice la licencia de actividad municipal definitiva con la inclusión de las medidas que la compañía ha tenido que adoptar a instancias de Medio Ambiente.

Además, Esther Bolado ha avanzado que en los próximos días cerrará un encuentro con la dirección de la empresa en el que espera que le trasladen los resultados de las medidas correctoras desarrolladas en los últimos meses y las intenciones que maneja de cara al futuro de la planta.

Al encuentro con los vecinos también asistieron el concejal de Medio Ambiente, Carlos González, representantes del ampa del colegio Gloria Fuertes, de clubes deportivos de La Maruca y trabajadores de Adif que realizan su actividad en los talleres ubicados en Muriedas.