Maliaño, 20 mar (EFE).- El Ayuntamiento de Camargo colaborará con la Unidad Militar de Emergencias (UME) en los ejercicios prácticos que desarrollará en abril en Cantabria, acogiendo unos campamentos para unos 600 militares, que utilizarán el polideportivo de Revilla, además de los terrenos de la antigua fábrica de Dolomíticos.

La alcaldesa, Esther Bolado, que junto al edil de Servicios Públicos, Ángel Gutiérrez, se ha reunido con el teniente coronel Álvaro Díaz y el comandante Javier Trevín, ha destacado la "importancia" de estos ejercicios que se van a celebrar del 3 al 7 de abril en distintos puntos de Cantabria y en los que van a participar más de 3.000 soldados.

En una nota de prensa, Bolado ha considerado hoy que estos ejercicios son "muy valiosos" para entrenar situaciones de riesgo de gran magnitud, ya que se trata de simulacros en los que se pone en práctica protocolos de intervención como los que se llevarían a cabo en la vida real.

También ha puesto en valor que se trate del ejercicio de mayor envergadura que va a llevar a cabo la UME este año, que supone una oportunidad para demostrar su alto nivel de preparación y trabajar en un aspecto "fundamental" como es la coordinación con otros cuerpos.

El Ayuntamiento de Camargo cederá como zona de vida diaria, que utilizarán unas 600 personas, el polideportivo de Revilla y la explanada lateral, mientras que la frontal quedará libre para no interferir en la actividad escolar.

Será el día 2 de abril cuando se produzca el despliegue de unidades que se prolongará hasta el día 8.

Además, los terrenos de la antigua factoría de Dolomíticos se utilizarán como estacionamiento de vehículos pesados y para montaje de instalaciones auxiliares.