Santander, 20 mar (EFE).- El pleno del Parlamento ha aprobado hoy por unanimidad y por asentimiento una proposición no de ley, impulsada por todos los grupos, para pedir que se adopten las medidas necesarias para la inclusión de la enfermedad inflamatoria intestinal en el listado de enfermedades discapacitantes.

El diputado Víctor Casal ha sido el encargado de leer la proposición, que recoge el apoyo unánime y solidario del Parlamento regional a las personas que padecen esta enfermedad, sus familiares, y agentes con los que interactúan.

De acuerdo con la declaración aprobada, la Cámara se compromete a favorecer la difusión, divulgación y el conocimiento de la enfermedad inflamatoria intestinal, en especial el 19 de mayo, con motivo de la celebración del Día Mundial de esta dolencia.

En virtud de esta declaración, el Parlamento se compromete a solicitar al Gobierno regional y a ayuntamientos varias medidas en favor de los afectados por esta patología, entre ellas la expedición de un carnet de paciente de enfermedad inflamatoria intestinal a quien lo solicite.

También que se puedan utilizar los baños de los servicios públicos y de las dependencias del Gobierno, y que sea gratuito si se presenta el carné identificativo, o llegar a un acuerdo para el uso de los de establecimientos comerciales o de hostelería.

Además, el pleno ha aprobado por asentimiento la liquidación del Presupuesto de Cantabria de 2016 y la incorporación de remanentes al estado de gastos de las cuentas de 2017.