Santander, 21 mar (EFE).- UGT y CCOO han convocado para este jueves, 23 de marzo, una serie de concentraciones que culminarán a las 12.30 horas en la plaza de Alfonso XIII de Santander para reclamar unos presupuestos que permitan crear empleo de calidad y una negociación colectiva que haga posible subir los salarios.

Estas movilizaciones son continuación de las convocadas en febrero en toda España por ambos sindicatos para reclamar salarios dignos, empleo estable y un convenio colectivo justo, ante el "nulo avance" conseguido en las mesas de negociación con el Gobierno y la patronal.

Las concentraciones tendrán lugar en distintas empresas y centros de trabajo, pero el acto central será a las 12.30 horas en la Plaza de Alfonso XIII de Santander.

Comenzarán a las 8.30 horas en las estaciones y continuarán a las 9.30 horas en el Banco Santander, a las 11.00 en el centro comercial de El Alisal y a las 13.30 horas en el Parque Científico y Tecnológico, en la empresa Viesgo.

Con estas movilizaciones, convocadas en toda España, los sindicatos se proponen "reconquistar" los derechos perdidos con motivo de la crisis y conseguir que la recuperación económica llegue también a las familias y los trabajadores, según han explicado en rueda de prensa los secretarios generales de UGT, Mariano Carmona, y CCOO, Carlos Sánchez.

Los sindicatos reclaman al Gobierno que incluye en los presupuestos para este año la financiación necesaria para poner en marcha un plan de empleo de calidad, con garantías, y que se pacten una nuevas condiciones de trabajo que "abandonen definitivamente" las dos reformas laborales que, en su opinión, han "desquiciado completamente" el mercado de trabajo.

También piden que los presupuestos recojan medidas para lograr un verdadero cambio de modelo productivo que apueste por la industria, por la investigación, por el desarrollo, por el conocimiento y por la digitalización de las empresas.

Reclaman que en el acuerdo estatal de negociación colectiva permita a los trabajadores recuperar el poder adquisitivo perdido durante la crisis, con subidas salariales de entre un 1,8 y un 3 por ciento, además de reforzar el sistema de pensiones y dependencia.

El secretario general de UGT ha advertido de que si los procesos de diálogo con la patronal y con el Gobierno no dan sus frutos, endurecerán las movilizaciones, y ha hecho hincapié en que el crecimiento económico no está llegando a los trabajadores y las familias y está aumentando la desigualdad, la precariedad y la pobreza en España.

A su juicio, el Gobierno y la patronal quieren que sean los jóvenes, los parados y los dependientes quienes financien la salida de la crisis y las ganancia de las empresas.

Este sindicalista se ha mostrado seguro do de que si son "persistentes" y logran mantener "la presión en la calle", al final las movilizaciones darán sus frutos. "Va a tener que arrancárselo, no nos queda otro remedio", ha apostillado.

El secretario general de CCCOO ha hecho un llamamiento expreso a las patronales, a las que ha pedido "menos fotos de pasarela y más negociación y acuerdo".

"La patronal está perdiendo el tiempo y a nosotros se nos está acabando la paciencia", ha afirmado Sánchez, quien ha opinado que las organizaciones empresariales están pensando en una "hipotética" tercera reforma laboral que va a llevar a los sindicatos a poner fecha a una movilización general.

Además, ha defendido un incremento salarial en un momento de crecimiento económico y carestía de la vida y ha advertido de que el techo que plantea la patronal, del 1,5 por ciento, no es aceptable.