Santander, 21 mar (EFE).- El consejero de Turismo, Francisco Martín, ha considerado "algo previsible" que se hayan agotado en seis horas las entradas para el concierto de Jean-Michel Jarre, aunque opina que el tiempo en el que han sido vendidas es "un récord".

Martín ha insistido en que "cabía esperar" que hoy ya no quedaran entradas para asistir al concierto de un músico que ha llenado con millones de personas diversos enclaves del mundo, y ha recordado que él ya lo advertió.

"Lo advertí, que el que quiera estar, que ande espabilao. Y así ha sido", ha señalado el consejero a preguntas de los periodistas antes de asistir a la presentación de un proyecto que desarrollará Cantabria dentro de la iniciativa comunitaria Interreg.

Francisco Martín ha recordado que hoy quedan las 750 entradas para el concierto de Jarre, que se ponen a la venta en el Centro de Estudios Lebaniegos, porque ha señalado que había que dar "facilidad" a los vecinos de esa comarca, a sus comerciantes y hosteleros.

También ha dicho que "lógicamente" ha habido entradas reservadas para los patrocinadores de ese concierto y de otros actos que también se celebrarán dentro del Año Jubilar Lebaniego.

Martín ha recordado que, junto a quien ha comprado la entrada, los patrocinadores son los que "pagan" este concierto y, por lo tanto, ha añadido que "no puede ser de otra manera" que no dispongan de localidades para sus invitados.

Además el consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio ha señalado que hay "un máximo de 50 invitaciones" reservadas para las personalidades "políticas, civiles, militares y eclesiásticas", a las que ha trasladado su invitación el Gobierno de Cantabria, aunque ha indicado que aún no puede confirmar quién va a asistir, porque "queda un mes y por cuestiones de seguridad".

"¿Cómo no vamos a tener alguna entrada si el presidente del Gobierno de España, la vicepresidenta o los Reyes, quieren venir?", ha dicho el consejero.