Santander, 21 mar (EFE).- Un centenar de profesores de centros que imparten enseñanza a presos de cárceles españolas, procedentes de doce comunidades autónomas, participan en Santander en un encuentro para intercambiar experiencias, que busca también dar mayor visibilidad a su labor.

El encargado de inaugurar II Encuentro de Buenas Prácticas en Educación Permanente en Centros Penitenciarios ha sido el consejero cántabro de Educación, Ramón Ruiz, quien ha alabado el valor "especial" que tiene el trabajo de estos profesores dentro de la destacada labor que llevan a cabo los docentes.

Ruiz ha abogado, además, por impulsar la creación de una red nacional que englobe a los centros de enseñanza de las cárceles españolas y ha subrayado la necesidad de una "estrecha" coordinación entre esos centros y las administraciones educativas.

En su intervención ante docentes de Andalucía, Aragón, Asturias, Castilla-León, Cataluña, Galicia, Gran Canaria, La Rioja, Madrid, Navarra, País Vasco y Cantabria, el titular cántabro de Educación ha agradecido su trabajo, junto al director de la cárcel del Dueso, Luis Fonfría.

El objetivo de este encuentro es dar a conocer la labor que desarrollan los 37 centros de educación de adultos que funcionan en España vinculados a cárceles y las 35 aulas adscritas a un centro ese tipo, orientada a garantizar el acceso a la educación para favorecer la reinserción social de los presos.

Su oferta incluye enseñanzas regladas (Enseñanzas Iniciales, ESO para adultos presencial y a distancia o Bachillerato a distancia) y enseñanzas no regladas (lengua y cultura española, inglés, TIC y preparación para pruebas libres o de acceso a otros niveles educativos).

A estas posibilidades se incorpora el acceso a la universidad, mediante convenio con la UNED, y la formación ocupacional dependiente de Empleo.

El consejero ha subrayado las características "específicas" de estos centros de enseñanza, por lo que ha incidido en la colaboración, sobre todo, según ha apoyado Fonfría, en momentos de crisis económica como el actual en los que "hay que economizar", ha explicado el director del Dueso.

En este caso, la coordinación se establece a través de una comisión mixta que se reúne dos veces cada curso para establecer la programación educativa, formada por cuatro miembros: dos designados por la administración educativa y dos por el centro penitenciario.

El centro de educación de adultos "Berria", creado en 2006, cuenta con 250 alumnos, de los que 69 cursan enseñanzas iniciales y 51 estudian para obtener el título de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria, de manera presencial y a distancia.

La oferta incluye Formación Profesional, con 10 matriculados en módulos del ciclo de grado medio de Cocina y Gastronomía, tanto presenciales como a distancia, que se coordinan con el IES Peñacastillo.

El curso pasado se abrió la posibilidad de cursar módulos del ciclo de grado medio de Producción Agropecuaria y Agroecológica, en coordinación con el CIFP La Granja de Heras, que cuenta con 4 alumnos matriculados.

También cuenta desde hace dos años con un programa de formación profesional básica para la cualificación en actividades auxiliares de viveros, jardines y centros de jardinería, que se desarrolla en dos cursos académicos dentro de la prisión.

El II Encuentro de Buenas Prácticas en Educación Permanente en Centros Penitenciarios se desarrolla en tres partes. La primera es una ponencia titulada "Una escuela en otro tiempo y otro lugar", a cargo de Carlos Fonfría y de la directora del centro de enseñanza de adultos "Berria" de Santoña, María Teresa Porras.

A continuación, expondrán sus experiencias profesores procedentes de Teruel, Lugo, Barcelona, Almería y Gijón, en el marco de redes de colaboración entre centros, fomento de la lectura con colectivos desfavorecidos, educación medioambiental, las TIC o el trabajo por proyectos con alumnos internos que estudian secundaria para adultos.