Carriazo, 15 abr (EFE).- El Ayuntamiento de Ribamontán al Mar ha adjudicado a Cannor, Obras y Servicios de Cantabria, SL, en 229.055,19 euros, el contrato de obra de la reparación y asfaltado de viales correspondiente a este año 2017 y que se va a ejecutar en diversos puntos y localidades del municipio.

Se trata de una actuación que tiene un plazo de ejecución de tres meses, que había salido a licitación el pasado mes de febrero en un presupuesto de 327.362 euros, cantidad que coincidía con el valor estimado del contrato, y que se ha adjudicado a la oferta económicamente más ventajosa no incursa en baja temeraria.

Según informa el Consistorio, el contrato ha sido adjudicado el pasado 31 de marzo y ha quedado formalizado el 7 de abril, y su objetivo es reparar diversos viales del municipio que se encuentran en mal estado y deteriorados por el paso de vehículos de gran tamaño, la realización de acometidas o, simplemente, por el paso del tiempo.

Entre los viales y calles que se van a reparar se encuentran el camino que une Galizano con el cementerio de Langre, a través de la Mies de Elechas y, en Loredo, la zona peatonal de la calle Los Beatos y los caminos que unen el del Bao a la calle El Puente y otro en los Atrancos, que llega hasta la zona urbana de la localidad.

En el núcleo de Somo existen varias calles sobre las que se actuará, que son tramos de El Ribero, Llosa Sierra y El Monte, y en el pueblo de Carriazo, se trabajará en dos caminos, parte del vial Capellanía y uno del barrio La Garmilla.

En Langre, se prevén obras en la calle Lladredo, parte de la calle El Haro hasta conectar con el vial Los Hoyos, y el último tramo de esta calle.

Además, entre otras actuaciones, también se reparará en Langre el aparcamiento de la pista deportiva, un tramo de calle en el barrio Baceña de Galizano, y un vial de Castanedo que discurre a través de la zona de Las Terreras.