Santander, 20 abr (EFE).- El portavoz de Ganadería del grupo parlamentario Popular, Luis Carlos Albalá, ha expresado su satisfacción con la decisión del Gobierno regional de que se mantenga la clasificación del lobo como especie cinegética y se haga cargo del pago de los daños que cause en toda la región.

Albalá, en nota de prensa, ha destacado que el consejero de Medio Rural, Jesús Oria, "por fin da marcha atrás", pero lamenta que "sus complejos han costado a los ganaderos dinero y sufrimiento".

Además de señalar que tras casi dos años de legislatura, el Gobierno opta por las fórmulas planteadas por el PP para afrontar la gestión del lobo, Albalá se congratula de que el Ejecutivo haya dado un "cambio de 180 grados" sobre la gestión del lobo.

El PP valora que el lobo siga siendo especie cinegética para que el control poblacional lo ejerzan los cazadores, y que se produzca un "cambio legislativo para que el gobierno pueda indemnizar en todo el territorio de la comunidad".

Para Albalá los "complejos" y la "falta de criterio" del actual consejero de Ganadería, han provocado una situación de "total desprotección" a ganaderos y explotaciones.

Según recuerda el diputado del PP, "en el último año se han visto auténticas masacres por parte de los lobos, que cada vez están colonizando más espacio, tal y como apuntan todos los estudios y su evidente proximidad a los núcleos poblados donde se asientan las explotaciones".

Y lamenta que, en lugar de "poner coto" a esta situación, el Gobierno "había optado por desentenderse totalmente del tema, hasta que la situación se ha vuelto insostenible".

Además, recuerda que el anterior gobierno del PP contrató un seguro para el pago de las indemnizaciones a los afectados.