Santander, 20 abr (EFE).- El Gobierno de Cantabria y la Unidad Militar de Emergencias (UME) trabajan en un nuevo ejercicio que se desarrollará en la región el próximo otoño y que, en este caso, estará centrado en el espeleosocorro, con el objetivo de poner prueba las técnicas de rescate en las cavidades subterráneas.

Así lo ha anunciado el consejero de Presidencia y Justicia, Rafael de la Sierra, tras la reunión que ha mantenido hoy con el comandante de Relaciones Institucionales del Batallón de la UME con base en León, Javier Trevín, para establecer las primeras líneas de trabajo preparatorias del ejercicio.

Según ha informado el Gobierno de Cantabria en un comunicado, De la Sierra y Trevín han analizado también el "Ejercicio Cantabria 2017", celebrado recientemente en Cantabria con la participación de 3.000 efectivos.

El consejero se ha mostrado muy satisfecho por la "buena sintonía y coordinación" entre ambas instituciones para llevarlo a cabo con éxito y por la felicitación recibida en este sentido del Ministerio del Interior.

El comandante Javier Trevín ha destacado la "perfecta ejecución" del ejercicio y ha avanzado que, de cara a la próxima operación de espeleosocorro, la UME colaborará con equipos especializados de mando y control para perfeccionar la respuesta de los efectivos ante los riesgos que puedan derivarse de esta práctica.

En la reunión celebrada esta mañana en la sede del Gobierno ha estado también presente el director general de Protección Civil y Emergencias, Luis Sañudo, y, acompañando al comandante, varios efectivos de la UME.