Santander, 20 abr (EFE).- CCOO en Cantabria ha destacado la necesidad de que Correos tenga un "verdadero" plan estratégico que, entre otras medidas, contemple invertir en la adquisición de una empresa paquetera que consideran necesaria para que el servicio sea rentable y hacer frente a la caída del "correo tradicional".

El responsable del sector postal de CCOO en Cantabria, Juan Carlos Aizpurúa, y el representante del sindicato en Correos Luciano Palazzo, han hecho hincapié en que Correos debe convertirse en un operador postal como se ha hecho en otros países europeos que "tienen empresas de paquetería que nos están haciendo la competencia".

Palazzo ha puesto como ejemplo a Francia, donde con los beneficios de SEUR "se pagan las nóminas" de los trabajadores del servicio público de correos, mientras que en España "Correos no tiene ninguna paquetera y las cartas suponen el 70 por ciento del negocio".

Según los sindicalistas, en España "hay una ofensiva contra Correos, que está promovida por lobbys que quieren quedarse con este nicho de negocio, comprándolo a bajo precio".

Aizpurúa y Palazzo consideran que esto puede deducirse del hecho de que, mientras desde el Gobierno central "se habla de recuperación económica", en el proyecto de presupuestos generales del Estado para 2017 se prevé reducir la financiación a Correos en un tercio, pasando de 180 millones de euros a 120, cuando el sindicato opina que "se necesitarías 220".

A juicio de CCOO, esta "falta de respaldo político" puede suponer la "quiebra" de Correos, empresa pública a la que "quieren dejar morir de inanición", pese a que es "la octava mejor valorada de España, por delante de Renfe o Iberia", según destaca Aizpurúa.

Para Aizpurúa el "tijeretazo" que pretende dar el Gobierno a Correos puede suponer el "apagón postal" y la "eliminación de puestos de trabajo", que en el caso de Cantabria cifran en cerca de 200 de los 550 que hay en la actualidad.

En opinión de CCOO, donde más se notaría la pérdida de financiación sería en el medio rural, donde actualmente "hay 30 puestos de atención, que se podría ver reducidos en un tercio", según Aizpurúa, que explica que es en este ámbito donde más deficitario es el servicio por el "sobrecoste de kilómetros y personal".

El sindicato está en conversaciones con los grupos políticos y con otras organizaciones sindicales para hacer un frente común con el objetivo de que no se vea mermada la aportación del Estado a Correos y para que, de no ser así, se ponga en marcha un calendario de "movilizaciones sostenidas en el tiempo", explica Aizpurúa.