Santander, 20 abr (EFE).- El Juzgado de lo Social número 5 de Santander ha condenado al Grupo Semark a pagar a los trabajadores de sus almacenes centrales la parte proporcional de los pluses de nocturnidad y de producción en los periodos de vacaciones y permisos retribuidos.

Ha estimado así una demanda de UGT, contra la empresa, propietaria de los supermercados Lupa, en una sentencia que, según el sindicato, afecta a un centenar de trabajadores.

Según argumenta el juzgado en su sentencia, difundida hoy por UGT, la nocturnidad y los incentivos a la producción se cobran todos los meses y tienen un carácter de retribución ordinaria, que "obliga a un promedio anual, cuando se disfrutan vacaciones o cuando se disfrutan permisos retribuidos".

"Lo contrario supondría que cuando se disfrutaran vacaciones o se permisos retribuidos se cobrara menos de lo que se cobra normalmente", añade.

La sección sindical de UGT en el Grupo Semark considera que esta sentencia "hace justicia con los compañeros de almacenes, que como ya se había demandado en reiteradas ocasiones a la empresa, tenían y tienen todo el derecho a cobrar las retribuciones que les corresponden", dice.

La sentencia no es firme y contra ella puede interponerse un recurso de suplicación.