Santander, 20 abr (EFE).- El grupo regionalista en el Ayuntamiento de Colindres ha denunciado "inseguridad ciudadana" en las obras de la calle Heliodoro Fernandez y sus entronques, al no estar finalizado el pavimento y señalizaciones definitivas.

El PRC ha expresado su malestar y preocupación por la reciente apertura de estos viales, al acabar las obras subterráneas pero sin haberlas terminado en su parte superior.

Todo ello, según el PRC, provoca que exista un pavimento suelto y diseminado, a diferentes cotas de altura, pedregoso, sin estar pintado y señalizado, con lo que "cada usuario que conduce un vehículo circula de una forma anárquica; teniendo que imaginarse normas tan básicas como un STOP, un ceda el paso, un paso de cebra o, incluso, la parte del carril por la que debe de circular".

De igual forma, añade el PRC, los transeúntes, a la hora de cruzar estas calles deben de "adivinar" donde estaban ubicados los pasos de cebra y si estos, a su vez, serán respetados por los conductores, que no perciben su ubicación. D

También considera que los peatones han de "prestar muchísimo cuidado para no resbalar o tropezar en un pavimento formado por piedras sueltas y con desniveles importantes, así como afloramiento en altura de tapas de arquetas o hundimientos".

Se agrava todo ello, según el PRC, con la suciedad e insalubridad que genera el polvo en dichas zonas, provocando disminución en la visibilidad de los automóviles y molestias durante toda la duración de las obras a los comerciantes y vecinos.

Tampoco se entiende que se haya asfaltado un tramo intermedio, de unos cincuenta metros sin señalización, lo cual provoca una aceleración puntual de los vehículos y aumento de la velocidad para desembocar en una zona con los riesgos anteriormente comentados.