Santander, 20 abr (EFE).- El pleno de la Mancomunidad Miengo Polanco ha acordado priorizar este año la solicitud de proyectos, dentro del programa de Corporaciones Locales, para acciones formativas que doten a los parados de ambos municipios de las herramientas que mejoren su empleabilidad.

En un comunicado, la Mancomunidad ha informado también de que se potenciarán los aspectos sociales y educativos de las iniciativas que se desarrollen a lo largo de los próximos meses.

Para ello, se ha decidido solicitar la contratación de monitores destinados a proyectos de conciliación familiar en la época estival y educadores para familias en riesgo de exclusión social, así como otros para reforzar la labor que lleva a cabo el Educador social.

También se contempla la contratación de conductores para traslados sociales, a través de una iniciativa que busca facilitar el desplazamiento de las personas mayores desde sus domicilios a los centros de salud.

El presidente de la Mancomunidad Miengo Polanco, Felipe Tapia Salces, ha explicado que para el desarrollo de estos programas se ha decidido utilizar el remanente de tesorería del 2016 que asciende a 52.354,32 euros.

A esta cantidad se sumarán las partidas para formación incluidas en el presupuesto de este año, cuyo avance asciende a 277.700 euros.

Además, se tiene previsto crear algún tipo de ayuda económica dirigida a parados de larga duración o a aquellos sin ningún ingreso, con el fin de favorecer su participación en programas de empleo que busquen mejorar su cualificación profesional.

En este sentido, se ha decidido poner en marcha sendos cursos de manejo de fitosanitarios (de 25 horas de duración y dirigido a 25 personas) y de carretilleros, que contarán con una subvención por parte de la Mancomunidad para costear la matrícula, ayuda que estará en función de la situación de desempleo de los participantes.

Por otra parte, el pleno de la Mancomunidad ha aprobado abonar las diferencias salariales a varios trabajadores de Corporaciones Locales de 2015, con el fin de cumplir el compromiso contraído con los mismos y para evitar reclamaciones judiciales por los mismos.

La decisión supone el pago de 2.374,390 euros a cada uno de los seis trabajadores afectados por esas diferencias salariales

Tapia ha informado al pleno, además, del inicio en mayo de las clases de la Escuela Taller de horticultura y floricultura, después de la selección de los 15 alumnos, de la directora y del monitor del proyecto, y de solventar las dificultades para disponer de las instalaciones y los terrenos donde se llevará a cabo la formación.