Santander, 20 abr (EFE).- Las obras del microespacio del Barrio Pesquero y de ordenación del área de Varadero para habilitar equipamientos lúdicos y deportivos, zonas verdes y nuevas plazas de aparcamiento comenzarán después del verano.

La alcaldesa de Santander, Gema Igual, y los concejales de Barrios, Carmen Ruiz, y de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, César Díaz, han informado a los vecinos del estado de los dos proyectos, que suman una inversión cercana a los cuatro millones de euros.

La alcaldesa ha destacado que las obras supondrán un nuevo hito en la transformación que está experimentando el barrio en los últimos años "gracias al empeño del equipo de gobierno municipal, al empuje de los vecinos y a la colaboración que está brindando también la Autoridad Portuaria para muchos de los proyectos", según recoge hoy el Ayuntamiento en una nota de prensa.

Con el proyecto de ordenación provisional de Varadero, se invertirán 2,2 millones de euros en nuevas dotaciones y espacios libres dentro de una superficie que supera los 19.000 metros cuadrados.

Incluye la creación de unas 80 plazas de aparcamiento, dos áreas de juegos infantiles distribuidas por edades, una zona para practicar ejercicio al aire libre, espacios verdes ajardinados, zonas de estancia y reposo, y un espacio multifuncional para poder organizar representaciones, eventos musicales u otras actividades al aire libre.

Además, se habilitará un área deportiva con canchas de baloncesto, campo de fútbol 7, bolera, una zona para practicar 'parkour' y un circuito de running.

El proyecto del microespacio abarca unos 11.700 metros cuadrados de las plazas y espacios interiores del barrio, con una inversión de alrededor de 1,5 millones de euros.

El objetivo es generar un tránsito que permita recorrer interiormente estos espacios públicos y crear lugares de estancia atractivos que inviten al encuentro.

Durante su visita al barrio, la alcaldesa y los concejales se han reunido con la nueva junta directiva de la Asociación de Vecinos Sotileza-Barrio Pesquero, con la que han abordado otras necesidades de esta zona de la ciudad.

Una de las demandas de los vecinos es la mejora del pavimento de las pistas deportivas actuales, que va a ser atendida por el Ayuntamiento.

También el equipo de gobierno buscará un acuerdo con la Autoridad Portuaria para ganar para los vecinos el espacio que ahora ocupa un edificio en desuso junto a las canchas deportivas.