Santander, 20 abr (EFE).- El alcalde de Rasines, Jaime Bonachea, ha rechazado, "de manera tajante", el comunicado de la Federación de Municipios de Cantabria (FMC) que expresa la oposición de los ayuntamientos rurales más pequeños al reparto de los fondos de Corporaciones Locales para contratar desempleados.

En ese comunicado, remitido a la Consejería de Economía, la FMC señalaba que los municipios rurales, entre los cuales se encuentra Rasines, verán mermados los importes para la contratación de desempleados en torno al 50% con respecto a lo asignado el año pasado, según la estimación previa de las cantidades a recibir a través de la orden de corporaciones locales.

Bonaechea dice que desconozco la realidad de otros municipios, pero que la cantidad que recibirá Rasines, según las estimaciones previstas, se verá incrementada en 8.100 euros, hasta 134.100 euros.

"Esto supondría contratar durante 6 meses a un máximo de 15 personas", añade el alcalde de Resines, que considera que "en ningún momento anterior se había recibido una cantidad tan importante para llevar a cabo actuaciones de interés local que de otra forma no podríamos realizar, sobre todo los municipios más pequeños".

Por tanto, para Bonachea es "errónea" la argumentación que se esgrime desde la FMC y "sólo se puede entender como una pugna con la Consejería de Economía".

Y pide "que las manifestaciones de algunos no sean extrapolables al resto de miembros de la FMC". "No politicemos, como en la anterior legislatura, a este organismo, que es de todos, no sólo de la Comisión Ejecutiva", añade Bonachea, para quien "estas críticas hacia la Consejería, lo único que pueden hacer es entorpecer el desarrollo de la Orden, y su correspondiente retraso".