Santander, 21 abr (EFE).- Cantabria se prepara para celebrar el Año Santo Lebaniego, que comenzará el domingo con la apertura de la Puerta del Perdón de este enclave religioso donde se guarda desde hace once siglos la reliquia venerada por la Iglesia como el mayor fragmento conservado de la Cruz de Cristo: el Lignum Crucis.

Miles de personas acudirán este domingo al Monasterio de Santo Toribio, donde tendrá lugar el acto de apertura de la Puerta del Perdón, "símbolo visible" del inicio del Año Santo Jubilar, que atraerá en los próximos doce meses a decenas de miles de peregrinos en busca de la Indulgencia Plenaria que concede la Iglesia a los fieles que cumplen una serie de requisitos.

El vicario general de Santander, Sergio Llata, ha dado a conocer, acompañado por el guardián del monasterio de Santo Toribio de Liébana, Juan Manuel Núñez, cómo se desarrollará este domingo el acto de apertura de la Puerta del Perdón, que presidirán el cardenal Carlos Osoro; y el obispo de Santander, Manuel Sánchez Monge.

Además, ha informado que ante la masiva asistencia de visitantes que se espera para esa jornada, el Obispado ha puesto en marcha un dispositivo de seguridad privada, que cuenta con 34 personas entre coordinadores, vigilantes y auxiliares; así como de 25 voluntarios para la acogida de peregrinos y resto de asistentes.

Diez minutos antes de las 12 de la mañana, está previsto de todos los templos de la región repiquen las campanas, en señal de júbilo por el comienzo del Año Jubilar; y a las 12.00 horas comenzará la procesión, desde el Monasterio hacia la Puerta del Perdón.