Santander, 21 abr (EFE).- La concejala de Economía y Hacienda, Ana González Pescador, ha recalcado hoy que todas las facturas incluidas en el reconocimiento extrajudicial de crédito que está tramitando el Ayuntamiento "están a la vista y tienen respaldo presupuestario"

Y ha añadido que esas facturas corresponden a "servicios indispensables" que el Consistorio ha continuado prestando "con responsabilidad y con pleno acomodo a la legalidad".

González Pescador ha respondido así al portavoz del PRC en el Ayuntamiento de Santander, José María Fuentes-Pila, quien ha asegurado hoy que el equipo de gobierno del PP cerró 2016 con 2.796.913,72 euros de "facturas en el cajón".

La concejal popular ha rechazado esas afirmaciones de Fuentes Pila, al que ha reprochado su "desconocimiento" de la técnica presupuestaria y contable, y su "nulo interés" en conocer las causas reales de la tramitación de este expediente.

Según González Pescador, al portavoz regionalista "lo único que le interesa es sembrar dudas sobre un procedimiento administrativo contemplado en la legislación vigente que no es más que eso".

En este sentido, la responsable de Economía y Hacienda ha subrayado que la totalidad de facturas incluidas en este expediente corresponden a la prestación de servicios a los ciudadanos o a gastos de funcionamiento ordinario.

Así, explica, se incluyen pagos del servicio de ayuda a domicilio, del suministro eléctrico para el alumbrado público, los colegios y edificios municipales, y para el mantenimiento de túneles y semáforos, principalmente.

Según ha aclarado la edil, se trata, en todos los casos, de gastos que estaban previstos en el presupuesto con su correspondiente partida, que se han tenido que incluir en la denominada cuenta 413 por una cuestión de trámite, ya que por dificultades diversas en la tramitación de los nuevos contratos no ha sido posible formalizarlos dentro del ejercicio, obligando a prorrogar los anteriores y, en consecuencia, a computarlos en esta cuenta.

La concejala ha reprochado al portavoz regionalista su desconocimiento de los trámites administrativos y de la técnica presupuestaria y contable, y le ha preguntado si quiere "dejar de pagar los servicios y dejar a los ciudadanos sin esas prestaciones".

González Pescador ha recomendado también al portavoz del PRC que se informe sobre los cambios introducidos hace sólo unos meses, cuando la Intervención General del Estado modificó el criterio sobre la cuenta 413, que ya no corresponde a gastos sin soporte presupuestario, sino a gastos de diversa índole.

Y ha añadido que éste es el caso de las facturas que ha incluido el Ayuntamiento santanderino en este expediente, por ejemplo, las correspondientes a suministro eléctrico, cuyo contrato se vio demorado por dificultades en la implantación de la subasta electrónica y no pudo adjudicarse hasta enero de este año.

En el caso del servicio de ayuda a domicilio, el retraso en la adjudicación se ha debido a un recurso presentado por uno de los licitadores, y en otros casos, las demoras son fruto de la multiplicidad de trámites en diversos departamentos municipales, que van acumulando revisiones, correcciones y modificaciones que alargan el proceso para la nueva adjudicación lo que obliga a prorrogar servicios o suministros que no pueden dejar de prestarse, concluye González Pescador.