Santander, 18 may (EFE).- Un total de 38 médicos, que han alcanzado los 70 años, han recibido los diplomas de Colegiado Honorífico y a otros 52 facultativos, que llevan 25 años formando parte del Colegio, se les han entregado las insignias de plata.

La entrega de los diplomas y de las medallas de plata se ha producido durante la celebración de la festividad de la patrona de los médicos -la virgen del Perpetuo Socorro-, acto en el que ha participado la consejera de Sanidad, María Luisa Real.

Real ha defendido la ética profesional y la deontología como pilares fundamentales de la práctica profesional de la medicina.

Y ha señalado que aunque esta ciencia se beneficia de la innovación, la tecnología y los avances científico-técnicos, son la confidencialidad, el respeto a las preferencias del paciente, la delicadeza en el trato y el compromiso con la eficiencia y la sostenibilidad del sistema sanitario los rasgos definitorios del profesionalismo.

Real ha defendido las buenas prácticas profesionales, animando a los asistentes a transmitir a las nuevas generaciones de médicos "la importancia de practicar la medicina con orgullo, dignidad y respeto".

Junto a la María Luisa Real han participado en el acto el recién elegido vicepresidente primero del Consejo General de Colegios Médicos de España (OMC), Tomás Cobo; el nuevo presidente del Colegio de Médicos de Cantabria, Javier Hernández de Sande; el presidente del Colegio de Médicos de Vizcaya, Cosme Naveda, así como representantes de otros colegios profesionales y autoridades locales.

Además, durante el desarrollo del acto, el General inspector general de Sanidad de la Defensa, Santiago Coca, ha intervenido para hablar del pasado, presente y futuro de la sanidad miliar. En total unas 200 personas han participado en el acto, que ha tenido lugar en el paraninfo de la Magdalena

El acto ha finalizado con la actuación de la orquesta de cuerda 'Aedea', formada por el alumnado de violín de los cursos de las enseñanzas profesionales y dirigida por Paula Bolado.