Santander, 19 may (EFE).- El autobús de la asociación HazteOir está hoy en Cantabria con su lema "Dejad a los niños en paz", una presencia que critica la asociación Alega, que convoca esta tarde una concentración en Santander, y diversos partidos políticos como los que apoyan al Gobierno (PRC y PSOE), Podemos o Equo.

La vicepresidenta cántabra, Eva Díaz Tezanos, ha dicho en nombre del Gobierno regional (PRC-PSOE) que no comparte "ni campañas ni mensajes de intolerancia ni de falta de respeto a aquellas personas que por cualquier motivo sean personas diferentes o diversas".

Y ha considerado, a preguntas de los periodistas en rueda de prensa, que "así se lo hará ver" la sociedad cántabra a los promotores de ese autobús.

En un comunicado, HazteOir denuncia que "los políticos están imponiendo a los alumnos un modelo obligatorio de educación sexual" y recuerda que su autobús llega a Cantabria en el momento en el que se está tramitando en la región el proyecto de Ley de Identidad de Género.

HazteOir rechaza esa futura normativa, porque asegura que, "de aprobarse, obligará a todos los centros educativos a explicar cómo deben comportarse sexualmente los niños y adolescentes".

"Respetamos y pedimos respeto para todas las personas, pero nos oponemos a que el gobierno de turno se entrometa en el desarrollo emocional y afectivo de nuestro hijos", añade la asociación.

La vicepresidenta regional ha recordado que el Gobierno cántabro se ha comprometido "muy firmemente con la atención a la diversidad y a defender el respeto a los derechos humanos" y ha asegurado que seguirán trabajando con las diversas asociaciones, para "construir entre todos una sociedad basada en el respeto y la tolerancia".

"Nunca compartiremos nada que vaya en contra de estos principios y de estos valores que defendemos firmemente", ha apostillado.

En un comunicado, la Asociación de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales de Cantabria (Alega) considera que este autobús, que está viajando por varias comunidades autónomas, "muestra un mensaje de odio y discriminación hacia las personas transexuales".

"Nuestra repulsa no se debe solo a que el mensaje esté contra nuestros ideales, creemos que pretenden alterar el orden público incitando al ocio entre ciudadanos", afirma Alega, que ha convocado a las 17.00 horas una concentración en el Ayuntamiento de Santander, en la que ha anunciado su presencia la vicepresidenta de Cantabria.

Alega ha animado a los ciudadanos que estén a favor de los derechos humanos a que asistan a esa concentración.

También Podemos rechaza la presencia de este autobús y se muestra "alarmado" por esta visita, con la que ha dicho que se difunde "un mensaje que incita al odio".

"Ni las instituciones ni la sociedad pueden permitir que se difundan estos mensajes contra la libertad y los derechos humanos", añade Podemos.

El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento, Pedro Casares, también ha hablado de ese autobús y ha pedido a la alcaldesa de Santander, Gema Igual (PP), que impida que circule por la ciudad.

Casares, que ha registrado oficialmente esa solicitud este mañana, espera que la alcaldesa "comparta la voluntad de frenar estas ofensas a la dignidad humana en Santander".

La formación ecologista Equo también ha trasladado su rechazo a la presencia del autobús en Cantabria y, en concreto, los representantes de la formación en el municipio de Miengo han lamentado que este vehículo haga su primera parada en la gasolinera de Gornazo (junto a la Autovía de la Meseta).

También ha pedido Equo que las autoridades regionales no permitan la circulación del autobús por la región.