Santander, 19 may (EFE).- El PRC en el Ayuntamiento de Santander ha pedido hoy al equipo de gobierno del PP explicaciones sobre la gestión del fondo de sostenibilidad familiar, porque ha opinado que "no queda nada clara" la modificación de crédito para éste que va a estudiar el próximo lunes, 22 de mayo, la comisión de Hacienda.

El portavoz municipal regionalista, José María Fuentes-Pila, ha señalado que los informes que acompañan al expediente dan "razones dispares", y se ha preguntado si se ha cambiado la forma de gestionar el fondo o se ha agotado la partida para 2017.

En nota de prensa, Fuentes-Pila ha indicado que el informe de Intervención habla de que las ayudas sociales van a ser gestionadas ahora directamente por los servicios municipales, a los que se van a destinar las aportaciones para este fondo, de este año y lo sobrante en años anteriores.

El portavoz ha pedido al equipo de gobierno que explique si la partida de este año se ha agotado, lo que "sería una buena noticia, después de años en los que el PP parecía no encontrar a quién ayudar, pese a gobernar una ciudad con un 28 por ciento de personas en riesgo de exclusión".

Sin embargo, ha considerado que esa situación supondría "un cambio tan significativo", que el PP debe explicarlo.

"En 2015, en un año completo, solo se utilizaron 125.000 euros y ahora parece que en cinco meses se han utilizado 500.000", ha dicho Fuentes-Pila, quien ha exigido a la concejal del área, María Tejerina, que detalle "euro a euro y concepto a concepto".

La edil de Familia y Servicios Sociales ha respondido, en un comunicado, que la partida para el fondo se va a ampliar para garantizar que se puedan atender todas las solicitudes con derecho a ayuda, ya que "está a punto de consumirse la partida inicial y también para agilizar los pagos y abonarlas sin demoras".

Tejerina ha reprochado a Fuentes-Pila que se preocupe "solo por cuestiones de trámite para desvirtuar lo importante, que es garantizar la suficiencia de las ayudas y la agilidad en el pago", y ha considerado que el portavoz regionalista quiere "utilizar de nuevo el fondo de emergencia como arma política".

Ha asegurado que el objetivo del equipo de gobierno es que las ayudas lleguen a los ciudadanos, que todas las peticiones que cumplan los requisitos sean atendidas y que el pago de las ayudas no se demore.

La concejal ha recordado que se modificó la ordenanza para mejorar esos objetivos y ha explicado que en lo que va de año se han gestionado cerca de mil expedientes, se han aprobado ayudas de más de 467.000 euros, de los que más de 220.000 han sido justificados al Instituto Cántabro de Servicios Sociales para su abono.

"A día de hoy el Consistorio está pagando las ayudas municipales y está adelantado también las regionales, a la espera de recibir los fondos del Gobierno cántabro, que de momento no se han transferido", ha añadido.

Ha insistido en que "está a punto de consumirse la partida inicial de 500.000 euros" de este año, por lo que se propone al pleno ampliarla en otros 500.000 con cargo a los remanentes de ejercicios anteriores.

Eso, según Tejerina, demuestra que las partidas no agotadas de años anteriores garantizaban la suficiencia de recursos cuando fueran necesarios.

Por ello, se ha preguntado qué es lo que no entiende el PRC y porqué pierde el tiempo en debatir de qué partida presupuestaria salen o en cuál se imputan los fondos.