Santander, 19 may (EFE).- El Gobierno de Cantabria ha reforzado el sistema de atención a las víctimas de la violencia de género, que estará más cerca de las mujeres que lo necesiten, ofrecerá atención especializada a los menores y se ocupará de las personas dependientes que estén a cargo de las víctimas.

Son algunas medidas que ya ha puesto en marcha el Ejecutivo y con las que la comunidad autónoma recupera "una buena red de apoyo de asistencia y apoyo" a las víctimas de la violencia machista, ha subrayado hoy la vicepresidenta, Eva Díaz Tezanos.

Según ha explicado en rueda de prensa, en estos dos años de legislatura el Gobierno ha estado trabajando para recuperar todos los recursos que se perdieron en los cuatro años anteriores, con el Gobierno del PP, que "desmanteló" el sistema con el cierre de la casa de acogida y la precarización del centro de atención, ha señalado.

Dentro de ese proceso en abril se ha dado "un paso definitivo" en la ampliación y mejora de la calidad del sistema de atención a las víctimas con la adjudicación de un nuevo contrato con la Fundación Diagrama, de un año de duración y 635.500 euros de dotación.

Además de incrementar el número y la especialización de los profesionales con la contratación de 16 profesionales de diferentes perfiles para garantizar una atención adecuada, habrá una sola dirección para todos los centros con el objetivo de asegurar una atención coordinada y que siga unos mismos criterios.

Entre las medidas para acercar la atención, psicólogos y trabajadores sociales se desplazarán a las casas de acogida, cuando hasta ahora eran ellas las que tenían que acudir al centro de atención.

También hasta ahora las mujeres de otras localidades tenían que desplazarse al centro de atención de Santander y ya son atendidas en los centros de servicios sociales de Reinosa, Torrelavega y Laredo.

La puerta de entrada a la red es el Centro de Información y Atención Integral, que se ha reforzado con tres profesionales más: un licenciado en derecho y dos psicólogos, uno de ellos especializado en menores, que no contaban con atención específica.

En el centro se atiende a víctimas de maltrato y también de abuso y acoso sexual. Se les proporciona asistencia y se cubren sus necesidades con el objetivo de favorecer una recuperación integral.

Cada mujer cuenta con un plan individualizado según el tipo de ayuda que necesite. Los profesionales valoran si necesita o no ingresar en un centro de acogida y proporcionan atención a los menores a su cargo y a las personas que tengan bajo su tutela, también si son personas dependientes.

En los centros de acogida (centro de emergencia, casa de acogida y tres pisos tutelados) hay 23 plazas y no están todas cubiertas.

En la casa de acogida las mujeres son atendidas las 24 horas del día. Trabajan en ella seis técnicos de integración social, un técnico de educación infantil y otro profesional que se encarga de la limpieza y la cocina.

Junto a esta mejora de la red, hace dos meses se firmó un protocolo para mejorar la coordinación entre todas las instituciones implicadas en la protección de las víctimas, ha recordado Díaz Tezanos, quien ha señalado que cuanto más protegidas se sientan, más facilidades tendrán para salir de la situación en que se encuentran y recuperarse.

La vicepresidenta ha subrayado que la recuperación de la atención a las víctimas de la violencia machista es uno de los compromisos más importantes de la legislatura, en el que el Gobierno "no ha escatimado esfuerzos". Las partidas que les destina el presupuesto regional se han incrementado un 46,97 por ciento en los dos últimos ejercicios.