Torrelavega, 19 may (EFE).- Unas 300 parcelas y 13 viviendas, sobre todo de los núcleos de Barreda y Sierrapando, se verán afectadas por las construcción del enlace viario Sierrapando-Barreda de las autovías A-67 y A-8, a cuyos propietarios el Ayuntamiento de Torrelavega está informado de forma detalla.

El Ayuntamiento ha conseguido que cada viernes un técnico de la Demarcación de Carreteras del Estado en Cantabria se persone en el Servicio de Urbanismo, con el fin de informar de la forma más amplia a los afectados, reforzando la atención individualizada que ya se ofrece por técnicos municipales.

En un comunicado, el alcalde de Torrelavega, José Manuel Cruz Viadero, explica que el servicio de Urbanismo atiende "un goteo constante" de personas que se interesan por el trazado de los nuevos ramales y enlaces, y de forma especial por los bienes, terrenos y servicios afectados.

En este sentido, recuerda que el proyecto del ramal de continuidad de la A-67 en el tramo Sierrapando-Barreda está destinado a evitar los atascos que se producen en la zona de Torrelavega donde confluyen esta autovía y la A-8.

El alcalde califica el proyecto como "indispensable y muy demandado, para terminar con los atascos que durante los fines de semana se forman en los accesos a Torrelavega", por lo que valora de forma positiva los beneficios que aportará "en cuanto a fluidez del tráfico y mejora en los accesos a la ciudad".

No obstante, recuerda que "es imprescindible" por parte del Ministerio de Fomento "que se informe pormenorizadamente" tanto a la propia administración local como a todos los afectados, en especial sobre las afecciones del trazado, para estudiar y analizar las posibles alegaciones.

Además, anuncia que va a solicitar a la Demarcación de Carreteras de Cantabria "información detallada" sobre el proyecto, con el fin de que las soluciones técnicas generen el mínimo impacto posible sobre estas zonas de Torrelavega que son Barreda y Sierrapando.

En un comunicado, Torrelavega Sí considera que el equipo de gobierno PSOE-PRC "ha abandonado" a los afectados por las expropiaciones, y que la puesta a disposición de los vecinos de un punto temporal de información "hubiera sido una medida tan sencilla como oportuna y obligada".

La formación dice apoyar "de manera inequívoca" la construcción de ramal de continuidad para dar solución "a las constantes y molestas retenciones de tráfico" que se producen en la A-67 a su paso por la ciudad.

No obstante, este partido considera que la construcción de este vial "no ha de suponer una indefensión" de los vecinos afectados, y reitera su petición de poner en marcha el punto temporal de información.