Santander, 20 may (EFE).- La presidenta del PP de Cantabria, María José Saénz de Buruaga, ha apelado hoy "al sentido común y a la lealtad" de los diputados del grupo popular que han rechazado el cambio de portavoz y les ha pedido que recapaciten para poner fin a lo que califica de "espectáculo vergonzoso".

Saénz de Buruaga ha hecho esta llamada a la reflexión después de que este viernes nueve de los trece diputados del grupo popular comunicasen a la dirección que se oponen a que la presidenta del partido sea su portavoz.

"Nadie entiende que unos cargos públicos elegidos en las listas del Partido Popular le hagan tanto daño al Partido Popular", afirma en un comunicado, en el que hace "un llamamiento generoso y sincero para poner fin a un espectáculo vergonzoso, que no se merecen ni los afiliados ni la sociedad de Cantabria".

Saénz de Buruaga insiste en que "su mano siempre ha estado tendida" y en que no ha dejado de trabajar por "una verdadera integración", a pesar de que no ha encontrado, dice, ese ánimo en el grupo parlamentario y de que han sido rechazadas "todas y cada una de sus propuestas" para ocupar las cinco vacantes en el Comité Ejecutivo.

"Mi puerta siempre ha estado abierta y sigue estando abierta", apostilla.

Además asegura que no entiende "cómo quienes han hecho mucho por el Partido Popular, pero también le deben todo en política al Partido Popular, no le permiten un relevo tan ejemplar como el que hicieron Gonzalo Piñeiro y José Joaquín Martínez Sieso".

"En el Congreso nos votaron para avanzar, nos votaron para abrir un nuevo tiempo. No nos votaron para que todo siguiera igual", enfatiza Sáenz de Buruaga, quien considera que el partido "debe evolucionar al ritmo de la sociedad".

La presidenta del PP defiende que el partido está "por encima de los personalismos" y subraya que "es urgente ponerse a trabajar ya al servicio de la sociedad, para construir un proyecto de Gobierno para Cantabria".

Por eso pide a los diputados "que recapaciten, que impere el sentido común" e insiste en que su mano "siempre estará tendida a todos" porque cree que en el PP "caben todos".

El próximo martes se reunirá el Comité Ejecutivo para analizar la los pasos a dar tras el rechazo de los nueve diputados a que Sáenz de Buruaga asuma la portavocía del grupo popular, cargo que ahora ocupa Eduardo Van den Eynde.

Este diputado es uno de los nueve que no acepta el mandado del Comité Ejecutivo para el cambio de portavoz junto al expresidente del PP, Ignacio Diego, Santiago Recio, Luis Carlos Albalá, José Manuel Igual, Cristina Mazas, Mercedes Toribio, Ruth Beitia y Francisco Rodríguez.