(Corrige en el primer la petición de penas de cárcel)

Santander, 18 jun (EFE).- La Fiscalía de Cantabria pide 24 años y cuatro meses de cárcel para dos hombres, a los que acusa de haber sido contratados para cobrar deudas de otras personas, para lo que utilizaron las amenazas telefónicas en, al menos, siete ocasiones.

El Ministerio Fiscal también pide 4 años y 3 meses de cárcel para una mujer, y un año y un mes de prisión para otro hombre por contratar a los acusados.

Este próximo viernes, 23 de junio, se constituirá el jurado para este juicio que comenzará a celebrarse el lunes, día 26, en la Sección Primera de la Audiencia de Cantabria.

Según se relata en el escrito de la Fiscalía, los dos acusados fueron contratados en una ocasión por un hombre, ya fallecido, para cobrar una deuda.

Para ello realizaron diversas llamadas telefónicas al supuesto deudor, al que dieron detalles de su familia y amenazaron con cortar una pierna a su hija si no pagaba.

El Ministerio Fiscal explica que las llamadas se "repetían día y noche" y señala que "llegaron a amedrentar a la totalidad de la familia", con el objeto de cobrar una deuda de 130.000 euros, lo que finalmente no consiguieron.

Los dos hombres también fueron contratados por el tercer acusado, que según la Fiscalía conocía sus métodos, para cobrar una deuda y por la mujer, que también estaba al tanto de su forma de actuar, en tres ocasiones.

Por estos hechos, el Ministerio Fiscal, que aclara que los dos principales acusados en varias ocasiones consiguieron su propósito, les acusa de 7 delitos de amenazas, con penas que oscilan entre el año y 7 meses y el año y 10 meses.

La Fiscalía pide además que los acusados indemnicen a las víctimas con cantidades entre 6.000 y 18.000 euros, hasta un total de 72.000 euros.

El juicio comenzará en la Sección Primera de la Audiencia de Cantabria el próximo lunes 26 de junio a las 9.30 horas y se prolongará hasta el miércoles, día 28.