Santander, 19 jun (EFE).- La irrupción de empresas tecnofinancieras o "fintech" no sólo ha mejorado la competitividad del sector sino que "influyen y mejoran" la vida de las personas sin limitarse a la mera prestación de servicios, ha dicho hoy en un curso de la UIMP el consejero delegado de BBVA, Carlos Torres Vila.

Torres, que ha inaugurado un curso sobre economía digital organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) y patrocinado por la entidad financiera, ha destacado el papel pionero del banco en la digitalización de los servicios y su compromiso con las nuevas tecnologías.

Por eso, ha recordado, BBVA participa activamente en todo tipo de proyectos, "nos asociamos con otras empresas, o las adquirimos, o invertimos directamente o bien a través de un fondo de inversión".

No es la primera vez que se produce una transformación de la magnitud que implica la revolución digital, ha añadido, pero nunca antes se había producido una fusión de tecnologías con un ritmo de crecimiento "exponencial".

Para el sector financiero, ha dicho Torres, la gran oportunidad debe consistir en aprovechar estas tecnologías para tener un mayor impacto en la vida de las personas; en España, ha explicado, están muy extendidos los "malos hábitos financieros", con la mitad de la clase media pensando que "debería haber empezado antes a ahorrar".

La gestión del dinero, ha recordado, es la primera causa de estrés en el mundo, de ahí que una mala gestión provoca una gran frustración; y ahí es donde una entidad financiera como el BBVA tiene su oportunidad de "pasar de ser proveedores de servicios a tener impacto en la vida de as personas".

Entre las iniciativas que deberían ponerse en marcha ha destacado un banco de pruebas o "sandbox", para que las puedan desarrollar actividades en un entorno controlado.