Santander, 19 jun (EFE).- La Biblioteca Central de Cantabria muestra desde hoy el arte para ver y tocar que la ONCE tiene en su museo tiflológico, en Madrid, que cumple 25 años y desde el que la entidad ha trasladado a Santander 32 piezas, entre ellas algunas realizadas por personas ciegas.

La delegada de la ONCE en Cantabria, Raquel Pérez, acompañada de la presidenta del Parlamento, Lola Gorostiaga, la alcaldesa de Santander, Gema Igual, y la directora general de Cultura del Gobierno, Marina Bolado, ha inaugurado esta mañana la exposición, que incluye cuadros, fotografías, esculturas y maquetas.

En esta muestra los visitantes pueden tocar el Palacio de la Alhambra o el Taj Mahal y sentir cómo lo percibe una persona ciega.

Además, podrán tocar otras de arte realizadas por el pintor ciego Ataulfo Casado, la fotógrafa Carme Ollé, el fotógrafo con discapacidad visual Juan Torre o la pintora Covadonga Martín.

La exposición cuenta, además, con piezas de material tiflológico que han utilizado y usan personas ciegas como una pauta de escritura en caracteres visuales, un ábaco, una máquina calculadora o un libro en relieve de Llorens fechado en 1872.

Todas las piezas de la exposición cuenta con los títulos en braille y códigos QR, además de una balizas inteligentes de guiado, mediante una aplicación móvil, para facilitar a las personas con discapacidad visual la identificación y localización de los objetos, según informa en nota de prensa la ONCE.

El Museo Tiflológico de la ONCE se inauguró en 1992 como espacio para que los visitantes puedan, además de ver, tocar las piezas expuestas, y como lugar único que nace por la decisión de sus usuarios y diseñado por ellos.