(Actualiza la ST1010 con información de la Autoridad Portuaria sobre los barcos afectados)

Santander, 19 jun (EFE).- Todos los estibadores de servicio del Puerto de Santander han vuelto a respaldar hoy la sexta jornada de paros convocada por los sindicatos para exigir a la patronal el mantenimiento de sus puestos de trabajo, tras el decreto de liberalización del sector decretado por el Gobierno español.

Según precisa en una nota de prensa Pablo Gutiérrez, sindicalista de UGT y presidente del comité de empresa Sestisan, patronal de la estiba en el puerto santanderino, como en los días de huelga o paros horarios anteriores "el seguimiento ha sido total" en la primera hora de la movilización de hoy (de 9.00 a 10.00 horas), consistente en paros en todas las horas impares del día (la última será a las 7.00 horas de mañana 20 de junio).

Esta nueva jornada de paros horarios ha afectado a cuatro barcos; Uni Harmony, que transporta azúcar; Royal Justice (sacas); Warnow (fertilizante) y Obstense (eólicos), ha informado la Autoridad Portuaria.

A ellos se une el Ferrys, que se incluye en los servicios mínimos que estipulan la obligatoriedad de realizar el servicio de estiba en aquellas embarcaciones que transporten pasajeros, mercancías peligrosas o perecederas.

Tras rechazar la patronal del sector la última propuesta sindical el pasado viernes, los sindicatos han ampliado el calendario de movilizaciones, que en un principio incluía el paro en horas impares de hoy y los días 21 y 23 de junio.

A ellos se sumarán también paros horarios los días 26 y 29 de junio y el 3 y 6 de julio, según recuerda el presidente del comité de empresa de los estibadores del Puerto de Santander.

"Estamos en las mismas porque la patronal no acepta nuestra propuesta para desbloquear el conflicto y tampoco presenta por ahora alguna alternativa para llegar a un acuerdo", puntualiza Gutiérrez.

Este representante sindical agrega que "quien tiene que aclarar ahora su postura es la patronal" porque hasta ahora "sólo habla de su deseo de mantener el empleo, pero sin presentar en la mesa de negociación una propuesta viable para ello".

El sindicalista señala que a nadie le gusta tener que recurrir a las movilizaciones, pero advierte de que "aquí lo que está en juego es el empleo y el futuro de miles de estibadores y de sus familias".

"Tenemos muy claro que seguiremos en la lucha el tiempo que sea necesario", subraya.