Santander, 20 jun (EFE).- Las expertas en discapacidad de la Fundación Obra San Martín Irene Hierro y Sonia Fernández han destacado hoy el cambio por el que el profesional de apoyo a los discapacitados ha pasado, de dirigirlos en su vida diaria a "acompañarlos" para que ellos mismos puedan "cumplir sus deseos".

Hierro y Fernández han ofrecido esta mañana una rueda de prensa en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) con motivo del curso "Personas con discapacidad intelectual: investigación, conocimiento e innovación", donde han explicado que la labor principal de los profesionales en esta materia es que los avances "no se queden en el tintero y aterricen en la vida de las personas".

El desarrollo y las innovaciones técnicas y científicas, según ha informado Hierro, están encaminadas a que las personas con discapacidad sean cada vez más independientes y tomen sus propias decisiones, por ello es necesario atender sus necesidades a nivel "personal y funcional", sin pecar de ser "ese experto que todo lo dice".

En ese camino hacia la independencia, Hierro considera que el profesional debe estar "en un segundo plano" y que tiene que ser el discapacitado quien marque "lo que quiere y necesita" para alcanzar los máximos logros vitales por sí mismo.

Hierro ha señalado que en el mundo profesional del apoyo a la discapacidad cada vez se trabaja más en colaboración con el ámbito científico y ya no existe "esa separación que había antiguamente entre universitarios y profesionales", por ello "cada vez existen más redes y sinergias".

Por otro lado, Fernández ha informado de que el centro educativo para personas con discapacidad Padre Apolinar de Santander, que comenzará su actividad en el curso 2018-2019, dispondrá de una única planta para facilitar su "accesibilidad física e intelectual" y que tendrá una capacidad máxima de 110 alumnos.EFE