Santander, 20 jun (EFE).- El consejero de Economía, Juan José Sota, ha confiado en no tener que hacer más ajustes, ha achacado el recorte de 21 millones en el presupuesto regional al incumplimiento del Gobierno central por Valdecilla y la Lomce, y ha afirmado que llegarán más ingresos y que es posible cumplir el déficit.

El consejero espera más ingresos porque, una vez que se aprueben los Presupuestos Generales del Estado, Cantabria recibirá un importe muy superior de entregas a cuenta y tendrá más ingresos para 2017 de los que estaban consignados, lo que permitirá "equilibrar" los ingresos y los gastos y hará posible cumplir el objetivo de déficit.

Sota ha informado en el Parlamento de la ejecución presupuestaria de este año en la primera reunión de la comisión no permanente creada específicamente para controlar el grado de cumplimiento del presupuesto, y ha dicho que esa ejecución se está produciendo "conforme a las expectativas".

El titular de Economía y Hacienda del Ejecutivo del PRC-PSOE ha destacado que, según los últimos datos trasladados por el Ministerio, Cantabria cumple con la regla de gasto y con el objetivo de deuda, aunque no ocurre lo mismo con el déficit, algo que Sota achaca directamente a que el Ejecutivo de la nación no haya pagado los 22 millones de euros para financiar Valdecilla comprometidos en los Presupuestos del Estado de 2016.

Además, el consejero se ha referido a la partida de la Lomce comprometida y que tampoco ha llegado, y a la fallida venta de patrimonio, pues aunque se impulsaron subastas no ha sido posible vender nada.

Sota también ha hablado del dinero comprometido por el Estado para el proyecto del Centro Internacional de Estudios Superiores del Español (CIESE) de Comillas y que "con toda seguridad" se va a reclamar en los tribunales.

Los grupos del PP y Podemos han criticado los recortes en el presupuesto, en muchos casos en servicios "esenciales" como el empleo, y han advertido de que podría haber más ajustes este año.

"Usted nos anuncia aquí nuevos ajustes, ¿sabe usted algo que no sabemos nosotros? ¿tiene usted algún hilo de comunicación con el señor Montoro, que le va diciendo lo que nos va a obligar a hacer?", ha interpelado el consejero a la portavoz del PP en materia de Economía y Hacienda, Cristina Mazas, antes de recalcar que Cantabria "no tendrá que hacer nada de momento", según todos los informes.

Pero Mazas ha subrayado que "resulta sorprendente el recorte a los parados de larga duración", de 5 millones de euros, o la eliminación partida solicitada por el CERMI para la promoción de los derechos de las personas con discapacidad en la función pública.

La parlamentaria también se ha referido a la eliminación de obras de infraestructuras educativas por importe de más de un millón de euros, y al "gran recorte que un año más vuelve a experimentar el plan de recuperación de la comarca del Besaya".

La diputada del PP ha lamentado que el consejero traslade su "incapacidad personal" a un tercero y ha criticado que no se ha facilitado la documentación para esta comparecencia con los quince días preceptivos que exige el reglamento de la comisión, lo que, en su opinión, es una forma de "boicotear" la labor parlamentaria.

Mazas ha insistido en que entre la documentación que no se ha entregado o se ha hecho "con escaso margen de tiempo" figuran los acuerdos de no disponibilidad presupuestaria de los Consejos de Gobierno del 1 y el 8 de junio.

"Lo que se ha decidido en esas reuniones son recortes, y no serán los últimos", ha afirmado la diputada del PP.

José Ramón Blanco, de Podemos, también ha criticado los recortes en empleo, para la industrialización de la comarca del Besaya, en I+D+i, de 3 millones, o para Medio Rural, de 1,5 millones.

Y ha reiterado que el problema es "un presupuesto con ingresos irreales y sobredimensionados".

Sota ha remarcado que, a la hora de hacer ajustes, todos las consejerías han mantenido el criterio de "no dejar nada sin hacer" y, en todo caso, tratar de alargar los plazos de las adjudicaciones.

El PRC y el PSOE han insistido en la dificultad de equilibrar un presupuesto si el Gobierno de la nación incumple sus compromisos y han reiterado que el objetivo de déficit no se habría rebasado si hubieran llegado a Cantabria las partidas presupuestarias de Valdecilla y para la puesta en marcha de la Lomce.

En respuesta a preguntas de varios grupos, y especialmente de Ciudadanos, el consejero ha explicado que la Fundación Comillas cuenta solo con un trabajador más y que en Mare la plantilla ha bajado en dos personas, aunque los gastos de personal han subido porque ha habido menos bajas.