Santander, 16 jul (EFE).- El Ayuntamiento de Santander ha recibido un total de 120 solicitudes de emprendedores, micropymes y empresas de base tecnológica en el marco de la convocatoria de ayudas para el fomento de la actividad empresarial.

En total, el Consistorio destina este año una partida de 162.000 euros para estas líneas de ayudas, que se reparten en tres programas dirigidos al impulso de nuevos proyectos empresariales, la consolidación e internacionalización de actividades que ya estén en marcha, y la implantación de empresas de base tecnológica.

La concejala de Empleo y Desarrollo Empresarial, Ana González Pescador, ha destacado que además de aumentar el presupuesto destinado a estos programas, este año también ha crecido el número de solicitudes recibidas lo que, a su juicio, es un síntoma del dinamismo del sector empresarial y los emprendedores.

De las tres líneas de ayudas que conforman este programa, la que mayor demanda ha registrado y, también, en la que más crecen las solicitudes con respecto a la convocatoria anterior, ha sido la de apoyo a nuevos proyectos empresariales, con 87 peticiones.

Además, se han presentado 33 solicitudes para las ayudas destinadas a micropymes que quieran impulsar acciones de consolidación o internacionalización, y dos a la línea dirigida a la implantación de nuevas empresas de base tecnológica.

Ahora todas esas solicitudes serán analizadas y valoradas por los técnicos de cara a la resolución de la convocatoria, que el pasado año apoyó un total de 62 proyectos.

La principal novedad este año es el aumento de las ayudas destinadas a nuevos proyectos empresariales y a la visibilización, comercialización e internacionalización de micropymes, que crecen un 10 por ciento y alcanzan, en conjunto, los 132.000 euros (66.000 euros para cada uno de los programas).

Por su parte, la línea de apoyo a la implantación de empresas de base tecnológica, que se puso en marcha por primera vez en 2016, cuenta con una partida de 30.000 euros.