Santander, 17 jul (EFE).- El Partido Popular de Cabezón de la Sal ha registrado una moción que propone la puesta en marcha, como prueba piloto, de la peatonalización de alguna de las calles que se encuentran en el casco urbano durante los sábados, domingos y festivos.

En una nota de prensa, el PP considera que se podría comenzar la experiencia en la calle Hermanos González Cosío, que además es prolongación de la parte que ya es peatonal de forma permanente desde el puente del Carmen, Plaza del Palacio y Plaza de La Paz.

De esta manera, según el grupo popular, se generaría un espacio más durante unas horas, para que "los vecinos y visitantes pudieran pasear y transitar tranquilamente sin el peligro de compartir espacio con el tráfico rodado".

En opinión del PP, "no supondría problema alguno ni a comercios ni a residentes", ya que quienes viven en la plaza Mariano Arroyo tendrían el acceso garantizado por la iglesia, como ya lo hacen habitualmente, y se habilitarían zonas de carga y descarga en estos periodos si fuese necesario.

Los ediles del PP creen que "es un hecho constatable que en los últimos años Cabezón ha experimentado un aumento considerable en cuanto a tráfico rodado", y sobre todo en el casco urbano, lo que ha originado "problemas de aparcamiento y movilidad para los peatones".

El PP añade que "cada día se hace más evidente la necesidad de buscar un equilibrio entre el tráfico, los peatones y los vecinos, que conlleve mejorar el bienestar y la calidad de vida, sin renunciar por ello a seguir creciendo y generando actividad económica".

Para el PP de Cabezón de la Sal, "una de las estrategias que pueden ayudar a encontrar ese equilibrio" es la peatonalización de ciertos espacios y calles, bien sea de forma permanente o bien semipermanente, durante espacios temporales concretos y delimitados.

Aunque la peatonalización de calles tiene difícil consenso, en el PP consideran que "se gana en calidad de vida", ya que los vecinos de la zona "pasan de tener aceras estrechas y altos niveles de contaminación, a tener una calle en calma por la que poder pasear y llevar con toda tranquilidad a sus hijos".

Además, los populares entienden que se mejora la trama urbana, la calle se convierte en más permeable al poder cruzar por cualquier parte y el peatón gana el espacio anteriormente ocupado por los vehículo.

En definitiva, para el PP de Cabezón de la Sal, la peatonalización convierte a la zona en un punto de atracción y de dinamismo comercial, con la creación de un espacio "donde dar vida a negocios existentes o ubicarse otros nuevos".