Santander, 17 jul (EFE).- Los pacientes en lista de espera para operarse bajaron a final de junio en Cantabria a 8.076, lo que supone 249 personas menos que un año antes, mientras que la demora media se redujo a 77,11 días, el mejor dato desde 2003, según el Gobierno de Cantabria.

Por especialidades, el mayor número de pacientes a la espera de una operación se ha registrado en traumatología (2.290), oftalmología (1.768) y cirugía general y digestivo (1.630).

A continuación se sitúan urología (597), otorrinolaringología (446), cirugía infantil (332), ginecología (261) y cirugía plástica (185).

Además, durante los cinco primeros meses del año, cien pacientes han solicitado acogerse a la ley de garantías de tiempos máximos de respuesta en la atención sanitaria especializada.

El Gobierno de Cantabria ha dado a conocer hoy estos datos en un comunicado en el que señala que en dos años la lista de espera quirúrgica se ha reducido en 446 personas.

Según la Consejería de Sanidad, el descenso "más notable" se ha producido en la demora media, que ha pasado de 94,9 días en junio de 2015, a 80,92 días en el mismo mes de 2016 y 77,11 este año.

Destaca que esta tendencia decreciente se ha producido en todos los centros hospitalarios y ha hecho posible que el 93 por ciento de los pacientes tengan que esperar menos de seis meses.

Así, 678 pacientes (un 64,34 %) se encuentran en el tramo de espera inferior a tres meses y 598 (el 28,64), están en el tramo de entre tres y seis meses.

Para 610 pacientes la espera supera los seis meses, la cifra más baja desde 2011, apunta Sanidad. La lista de espera por encima de un año ha bajado a 12 personas, frente a las 55 y las 79 de junio de 2016 y 2015, respectivamente.

En junio del año pasado había 678 con una espera de entre seis meses y año y en 2015 eran 1.289.

Sanidad atribuye está "progresiva disminución" al incremento del rendimiento quirúrgico y el aumento de la actividad quirúrgica mediante cirugía mayor ambulatoria.

Este tipo de operaciones ha crecido un 12,3 por ciento y representa el 45,5 % del total de intervenciones realizadas en el Servicio Cántabro de Salud.

Por centros, en Sierrallana suponen un 64,7 % del total; en el Hospital de Laredo, un 52,5 % y en Valdecilla, un 36,5 por ciento.

A 30 de junio había en este último hospital 5.330 pacientes en lista de espera, que son 72 menos que el año pasado pero 221 más que en 2015.

La demora media se ha situado en 78,40 días frente a los 82,18 de junio de 2016 y los 100 días de 2015.

En el Hospital Sierrallana la lista incluye 2.306 pacientes, 37 más que en junio de 2016 y 204 menos que en 2015.

La demora media es de 80,81 días, frente a los 78,74 del pasado año y los 77 de junio de 2015.

En cuanto al Hospital de Laredo, el número de pacientes en lista de espera se ha situado en 1.070, 214 menos que en 2016 y 453 menos que en 2015.

La demora media también ha disminuido, desde 107 días en junio de 2015, 79,49 en 2016 y 62,74 días este año.