Santander, 17 jul (EFE).- El secretario general del PSOE de Cantabria, Pablo Zuloaga, ha afirmado hoy sentirse "ilusionado" y con "mucha" responsabilidad en el que está siendo su primer día como máximo responsable de los socialistas cántabros, después de ganar anoche, en "un día histórico", las primarias del partido.

En declaraciones a Efe, Zuloaga ha destacado que el reto "inminente" es la preparación y celebración del Congreso -29 y 30 de julio-, por lo que ha avanzado que espera verse esta tarde o mañana por la mañana con la hasta ayer líder del PSC-PSOE, Eva Díaz Tezanos.

Ha considerado que el congreso debe cerrarse en "positivo" y que en él se definirán las líneas "maestras" del funcionamiento del partido los próximos cuatro años, pero también las de la conferencia política que se tendrá que celebrar en otoño.

"Ahora hay que definir la ponencia para debatir en el congreso e ir pensando en el equipo de hombres y mujeres que me van a acompañar en la ejecutiva, en el reto de liderar el PSOE cántabro, que serán los mejores y en la que estará representada toda Cantabria y las diferentes agrupaciones", ha señalado.

Y es que para el nuevo secretario general del PSC-PSOE, el reto es "rodearse de los mejores" para tener un partido "más fuerte" y que proyecte "una mejor imagen hacia fuera".

Preguntado por algún nombre de ese futuro equipo, Zuloaga no ha querido adelantar ninguno, pero sí ha reiterado el ofrecimiento de la Presidencia del partido a Díaz Tezanos, al tiempo que ha asegurado que, "tanto si acepta como si no, no se hablará de ruptura en ningún caso".

También ha vuelto a aseverar que "no sobra nadie" y que, por eso, los compañeros que durante años han ostentado distintas responsabilidades "tienen que participar" de "este proyecto regenerador" y "estar a su lado", para aportar su experiencia y "ayudar a tener los mejores aciertos" en el futuro.

Respecto al Gobierno de Cantabria, Pablo Zuloaga ha manifestado que ya ha hablado por teléfono con el presidente, Miguel Ángel Revilla, al que, según ha dicho, le ha hecho llegar su compromiso con la estabilidad del pacto, tanto en el Ejecutivo regional como en los ayuntamientos.

En este sentido, ha considerado que se ha trabajado "bien" durante los dos primeros años de legislatura y que quedan otros dos por delante en los que "muchos" proyectos se tienen que materializar.

Asimismo ha afirmado que "no es el momento" de hablar de cambios ni en la parte socialista del Gobierno regional ni en el grupo parlamentario, porque "es el momento de reforzar el partido".

El secretario general electo del PSC-PSOE ha insistido en que el partido debe recuperar su voz y que ésta debe estar vinculada a la organización, para lo que se creará una Secretaría de Comunicación destinada a "potenciar" y "dinamizar" la presencia del PSOE en los distintos ámbitos, pero también para ser la voz de la militancia.