Santander, 17 jul (EFE).- El técnico del Racing de Santander, Ángel Viadero, ha asegurado hoy que, como en la anterior temporada, su objetivo es quedar primeros de grupo y ascender a Segunda División, aunque reconoce que hay que ver de qué Ferrari dispone el equipo y cuál es el Ferrari que tienen los rivales.

Y después de pasar del grupo I al grupo II de la Segunda División B, el Racing de Santander se va a enfrentar a equipos muy diferentes, competitivos, exigentes y duros, "donde todavía no están visibles quiénes puede ser los importantes".

"Está todo el mundo por hacer", ha reconocido hoy el técnico del club verdiblanco en la primera rueda de prensa tras retomar los entrenamientos en las instalaciones de La Albericia.

Viadero se atreve a decir que hoy, al inicio de la pretemporada, el equipo está "incluso mejor" que el año pasado por estas fechas, porque argumenta que disponen de más futbolistas y está la plantilla "más arreglada".

El técnico del Racing añade que ahora el equipo tiene portería, laterales, parte central de defensa, más jugadores de banda y de arriba, además de disponer de los jugadores del filial y del juvenil.

Sin embargo, también asegura que se sigue trabajando "con poso y con calma" desde la dirección deportiva para buscar más jugadores e "intentar armar el equipo, porque queda tiempo suficiente".

"Vamos a ir armando poco a poco y vamos a ir viendo como va el equipo, como se va formando y creo que no es meter gente por meter, si no adaptar los futbolistas nuevos a lo que hay", ha matizado Ángel Viadero, quien cree que "lo más importante es una buena plantilla, porque tampoco hace falta hacer plantillas tan grandes en Segunda B".

Viadero ha finalizado la rueda de prensa afirmando que se va a tener que "pelear mucho" esta temporada, si el Racing quiere conseguir su objetivo de volver a la Segunda División B, pero ha reiterado que hay que ver qué se puede construir y qué tienen los rivales.