Ramales de la Victoria, 1 ago (EFE).- El alcalde de Ramales de la Victoria, César García (PSOE), ha alertado de que se están produciendo incidencias en los trenes de la línea Feve que paran en la estación de Gibaja, sumado a un mal funcionamiento de los pasos a nivel que suponen un "riesgo para la seguridad" de los ciudadanos.

En un comunicado, García ha detallado que "recientemente" usuarios de la línea Santander-Bilbao tuvieron que ir en taxi desde la estación ramaliega hasta Ampuero "por una avería" en el servicio y que "en numerosas ocasiones" se producen traslados en autobús porque "no hay maquinistas".

También ha recordado que el pasado invierno se registraron incidencias en el funcionamiento de los pasos a nivel instalados en las carreteras N-629 y CA-150.

"Barreras bajadas sin señalización lumínica ni sonora, esperas de más de una hora con las barreras bajadas sin que se produzca el paso del tren o que bajen una de las barreras y la otra no", explica el alcalde.

Una circunstancia que, a su juicio, conllevan "riesgos" que pueden derivar en "accidentes" si no se toman "medidas efectivas de forma urgente".

Por ello, ha vuelto a expresar su malestar a Adif por estos incidentes que afectan a la "normalidad" del servicio y que fueron detallados el pasado mes de enero.

En este sentido, García afirma que este organismo dependiente del Ministerio de Fomento atribuía a las bajas temperaturas del invierno el "mal funcionamiento" de la línea ferroviaria, al tiempo que "garantizaba" la seguridad.

Pese a ello, el primer edil sostiene la existencia de una "preocupante caída de la calidad del servicio" que se refleja en que los usuarios de "manera habitual" tienen que utilizar medios de transportes alternativos "en mitad de sus traslados" por las "averías en las máquinas o en las vías".